Volkswagen aclara las irregularidades en relación a su software de motores diesel

Volkswagen aclara las irregularidades en relación a su software de motores dieselVolkswagen aclara las irregularidades en relación a su software de motores diesel

Volkswagen está trabajando a toda velocidad para aclarar las irregularidades en relación con un software particular utilizado en motores diesel. Los nuevos vehículos del Grupo Volkswagen con motores de la UE 6 diesel disponibles en la actualidad en la Unión Europea cumplen los requisitos legales y las normas ambientales. El software en cuestión no afecta a la manipulación, consumo o emisiones. Esto le da claridad a los clientes y distribuidores.

Otras investigaciones internas realizadas hasta la fecha han establecido que el software de gestión del motor también se instala en otros vehículos del Grupo Volkswagen con motores diesel. Para la mayoría de estos motores el software no tiene ningún efecto.

Las discrepancias se refieren a vehículos con el tipo de EA 189 motores, que implica unos once millones de vehículos en todo el mundo. Una desviación notable entre los resultados de pruebas de banco y el uso real de ruta fue establecida exclusivamente para este tipo de motor. Volkswagen está trabajando intensamente para eliminar estas desviaciones a través de medidas técnicas. Volkswagen está en contacto con las autoridades competentes y la Autoridad Federal Alemana de Transporte Motorizado (KBA – Kraftfahrtbundesamt).

Para cubrir las medidas de servicios necesarios y otros esfuerzos para recuperar la confianza de nuestros clientes, Volkswagen planea establecer una provisión de unos 6,5 millones de euros reconocidos en la cuenta de pérdidas y ganancias en el tercer trimestre del año fiscal en curso. Debido a las investigaciones en curso las cantidades estimadas pueden ser objeto de revalorización. Las ganancias  del Grupo para 2015 se ajustarán en consecuencia.

Volkswagen no tolera ningún tipo de violación de las leyes de ningún tipo. Es y sigue siendo la principal prioridad de la Junta Directiva volver a ganar la confianza perdida y para evitar daños a nuestros clientes. El Grupo informará al público sobre el ulterior avance de las investigaciones constantemente y de modo transparente.

La polémica surge por que Volkswagen instaló en modelos con motores turbodiésel 2.0 vendidos entre 2009 y 2015 un programa de software que era capaz de detectar cuándo el vehículo estaba siendo sometido a una prueba de emisión de contaminantes. Si estaba pasando este test, el coche activaba el control de emisiones para que éstas no superaran el máximo permitido por ley.Parece que hay 11 millones de vehículos afectados.

Sus acciones y bonos en la bolsa se han desplomado.La multa a Volkswagen  puede ascender a 18.000 millones de dólares. También parece que se va a investigar en otros países además de en Estados Unidos. Volkswagen admite el trucaje de sus vehículos y su CEO,Martin Winterkorn, será sustituido por Matthias Mueller de Porsche. Esto último parece ser que ha sido desmentido por Volkswagen.