Volvo Cars demuestra el potencial de los coches conectados con entregas directas en los automóviles de los usuarios.

139121_1_5 (1)139124_1_5 (1) 139122_1_5 (1) 139123_1_5

Una acción de innovación tecnológica para la industria automotriz de Volvo Cars, muestra la primera entrega mundial de bienes en el coche, una nueva forma de servicio de entrega itinerante. El servicio, que se presentará en el Mobile World Congress, permitirá a los consumidores tener su compra entregada directamente en el coche, sin importar dónde estén.

La tecnología de la nueva llave digital, significa que los propietarios de estos coches podrán elegir su coche como opción de punto de entrega dentro de sus pedidos online. A través de un smartphone o tablet, el propietario está informado del proceso de entrega o recogida en el coche.

Después de haber confirmado la entrega, se facilitará una llave digital para que puedan realizar un seguimiento de si el coche está abierto y bloquearlo de nuevo. Una vez hecha la entrega o recogida, la clave digital deja de existir. El sistema se basa en la funcionalidad de la aplicación Volvo On Call, que entre otras cosas, ofrece la posibilidad de calentar o enfriar el coche de forma remota y ver su localización o nivel de combustible a través del teléfono móvil.

La tecnología ha sido probada durante un programa piloto con 100 personas, el 86% de los cuales estuvieron de acuerdo con que el servicio de entrega itinerante les ahorraba tiempo. Esta innovadora llave digital ofrecerá la posibilidad de ahorrar tiempo, dinero y reducir el impacto medioambiental, una vez finalizada las primeras pruebas.

Con estos servicios conectados como el de “entrega itinerante”, el futuro del coche será mucho más que un medio de transporte. A principios de este año Volvo Cars lanzó Sensus Connect, un sistema integrado de navegación a bordo y de experiencia de información y entretenimiento. La asociación estratégica de Volvo Cars con Ericsson se basa más en la idea de la Sociedad en Red mediante el examen de una serie de conceptos centrados en el consumidor alrededor de la idea del “Coche Conectado” que significará una revolución de la experiencia de conducción en los próximos años.

Ahorrando tiempo y reduciendo el estrés

El año pasado, el 60% de las personas que compraron online tuvieron problemas con la entrega de su producto. Además, la investigación reveló que las personas de todo el mundo se sienten cada vez más estresadas en su vida diaria. En un informe de Future Foundation, todos los países analizados mostraron un incremento de 2010 a 2011 cuando respondieron a la afirmación de: “suelo estar bajo presión en mi vida diaria”.

A pesar del aumento de las compras online, la investigación muestra también que más de la mitad de la gente no se encuentra en casa para recibir sus productos, lo que conlleva molestias y pérdidas de tiempo con las entregas fallidas. Así, los consumidores se sienten consternados y afectados en su día a día por limitaciones innecesarias y evitables en la más preciada de sus necesidades básicas, el tiempo.

 Nuevas posibilidades de entrega donde estén las personas, no en lugares

“Al convertir el coche en una zona de recogida y entrega mediante el uso de llaves digitales resolvemos muchos problemas ya que ahora es posible entregar las mercancías a las personas y no en determinados lugares. La prueba con clientes también indica que el servicio claramente ahorra tiempo. Y lo mismo es válido para las entregas de bienes de empresas, ya que igualmente de media se tienen que entregar 2,8 veces un paquete hasta que llega hasta su destinatario. Ahora estamos investigando aún más la tecnología de claves digitales y los nuevos beneficios que ofrece a los consumidores vinculados a la misma” afirma Klas Bendrik , director de Comunicación en Volvo Car Group .

“Se trata de encontrar soluciones que sean intuitivas y fáciles de usar, creando beneficios en la vida cotidiana de nuestros clientes. Lo importante es hacer que estos sistemas complejos y avanzados sean fáciles de entender para todo el mundo, incluso detrás del volante. Los repartos directamente en el coche son sólo un primer ejemplo de ello“, dice Klas Bendrik.

Hoy en día, podemos ver cómo nuestros dispositivos están empezando a vincularse a un gran ecosistema. Este ecosistema es probable que cambie la forma en que somos dueños de los coches y la forma de conducirlos, pero también cambia lo que el coche puede hacer por usted – incluso cuando estacionado.

Con Sensus Connect de Volvo Car, el propietario del vehículo tiene ahora acceso a una variedad de servicios basados en la nube. Entre otras cosas, los conductores de Volvo pueden encontrar y pagar el aparcamiento del coche, localizar restaurantes, escuchar música en streaming y mucho más.

Durante el Mobile World Congress en Barcelona, Volvo Cars demostrará todo el potencial y la gama de servicios de Sensus Connect, incluyendo las entregas a los coches, a los medios de comunicación seleccionados en el stand de Ericsson el lunes 24 y el martes 25 de febrero.