0 responsables, de momento…

¿Urnas o playa?Toni Subiela, colaborador de Valencia News

Como muchos de ustedes sabrán, en Les Corts se está llevando a cabo una comisión de investigación por el accidente en el metro de Valencia en el año 2006. 43 muertos, 47 heridos, 0 responsables en aquel fatídico medio día de julio en la estación de Jesús.

Casi 10 años después estamos intentando dar luz a la oscuridad deliberada que envuelve a todo lo que pasó en aquel entonces. Un apagón que sólo las propias víctimas y las familias de los fallecidos y las fallecidas, que también son víctimas, han conseguido que no sea total. Su admirable y sorprendente constancia y resistencia durante tantos años han conseguido esta segunda oportunidad.

Cerca de la mitad de los más de 70 comparecientes ya han pasado por esta comisión. Muchos de ellos no comparecieron en la anterior porque los vetó el Partido Popular. Hoy, sin esa mayoría popular, sí que pueden contarnos su versión de los hechos.

Algunas consideraciones ya podemos sacar de estos primeros meses de trabajo y es que empezamos a acumular muchas horas de declaraciones, muchas coincidencias, también contradicciones, mentiras obvias y verdades a medias. De todo nos estamos encontrando.

Se puede percibir sin duda alguna que FGV era un auténtico chiringuito, donde las prioridades serían las que serían, pero desde luego la seguridad y la prevención de riesgos, no. Las inversiones y los recursos destinados a estos propósitos eran claramente insuficientes. En qué medida influyó en el accidente y en sus gravísimas consecuencias es lo que intentamos valorar de alguna manera.

También se constata otra cosa: el Partido Popular tiene un grave problema de conciencia y autocrítica. Aún recuerdo su actitud de total pleitesía y reverencia cuando allí compareció Serafín Castellano, el hombre de hierro del PP valenciano. Vergonzoso su comportamiento en 2006 e inmoral en 2016.

Todos los valencianos perdimos algo de dignidad con aquel accidente, por acción, por omisión o por olvido. Estamos trabajando para recuperarla.

Artículo de colaboración de Toni Subiela