Atacando a los vecinos

Vicente M. Bellvís. Secretario General de AVANT

El delito de pedir explicaciones e información

Hoy en día pedir explicaciones a los responsables políticos se ha convertido en una actividad de alto riesgo. Cuando de sus decisiones derivan consecuencias que afectan a los vecinos, tienen derecho a saber de la actividad y a toda la información. Pero topamos con los ayuntamientos, aquellos que más presumen de transparencia, al final, resultan ser los más opacos. Será por aquello del “dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Este verano, con nocturnidad y alevosía los vecinos de un barrio ejemplo de integración se han visto sorprendidos por el Ayuntamiento de Valencia. Un barrio, el de Marítimo-Ayora que integra diversas etnias y colectivos en paz y tranquilidad. Un barrio que se ha de conformar con algún parque y una piscina pública con una larga lista de espera dada su saturación. un barrio sin equipamientos culturales ni deportivos.

Un CETI municipal que nadie conocia

El Ayuntamiento licitó en una antigua guardería un nuevo CETI, en este caso municipal. Un barrio que carece de guarderías públicas y de equipamientos culturales y sociales. Una zona que lleva pidiendo desde que se cerró la guardería una infraestructura pública para el barrio.

Resulta que el Ayuntamiento, de rebote, se encuentra con este edificio de dos plantas y decide sobre plano ubicar allí un centro de inmigrantes. El tema salta a la luz pública por los medios de comunicación. Ni siquiera la asociación de vecinos había sido informada sobre el tema. Los vecinos como es lógico, recelan, porque llevan años pidiendo la reapertura de la guardería o su transformación en biblioteca, centro de actividades y centro social y cultural. Ahora todas esas aspiraciones se van al garete por una decisión desde un despacho.

La concejala Neus Fábregas llama xenófobos y racistas a los vecinos por pedir más información

Cuando los vecinos exigen más información y critican el oscurantismo municipal, resulta que Neus Asensi les tacha de racistas y xenófobos. Una muy mala actitud de una concejala que demuestra su odio a quién no sigue a pies juntillas sus postulados. Para después prometer un aplazamiento de las obras, que 20 días después se inician para estupor de los vecinos. Avanzan a gran rapidez, a costa de todo, y da la sensación de que ni por cumplir, se cumplen en dicha obra las medidas de seguridad e higiene laborales. Una subcontrata de una contrata de nuevo…y eso que es Podemos.

Los vecinos se sienten humillados, ninguneados y encima vejados por el Ayuntamiento. Lejos de ello, cuando el tema se calienta, y los distintos grupos políticos se hacen eco, el Ayuntamiento contraataca.

Consuelo Castillo, concejala Compromis se apunta a vejar a los vecinos

Ahora sale Consuelo Castillo, del Bloc-Compromis ( la mujer del catalanista pere Major). Se une a las críticas a los vecinos, vuelve a sacar a pasear términos como xenofobia y racismo. Parece que quiere echar un cable a sus socios de gobierno, pero olvida que es la segunda concejal que insulta y miente a los vecinos.

Señora Neus Fabregas, señora Consuelo Castillo, ustedes quieren confundir a la sociedad. No mientan. En el entorno hay desesperación, necesidades, muchas personas carentes de ayuda y sin ningún apoyo del ayuntamiento. Lejos de ello, para tapar sus carencias, pasan al ataque a los vecinos, que sólo han cometido el error de pedir más información.

Vejaciones e insultos al que no sigue los postulados a pies juntillas

Este es un Ayuntamiento de imposiciones. Algunos ya estamos acostumbrados a que cuando te opones a ello, y quieres explicar el porqué, te tachan de todo lo tachable. la retaíla de descalificaciones ya la sabemos,  racista, xenófobo, fascista. Hasta a mí mismo me han tachado de homófobo, tiene huevos, pensó mi marido al verlo… Para ustedes los que no siguen sus postulados a pies juntillas son lo peor, pero olvidan que quienes quieren imponer sus ideas son ustedes. eso se le llama totalitarismo y se acerca al fanatismo, por no llamarlo fascismo ideológico.

Algunos seguiremos luchando por la moderación y la legalidad, apoyando a sus vecinos en sus justas reivindicaciones. Aguantando sus insultos en redes y periódicos a los que ustedes hipersubvencionan . A los que encima contratan publicidad institucional sin cesar, porque dinero para comprar “estómagos agradecidos” sigue habiendo. Las personas y sus necesidades seguirán esperando, esa es la realidad.

Vicente M. Bellvís

Secretario General de AVANT. (Coalición AVANT dCIDE Los Verdes).