Cataluña marcará la política valenciana

Las cosas son como son y no como quisiéramos que fueran. Por eso cada día es más que evidente que las aspiraciones soberanistas de Cataluña van a marcar la política de la Comunidad Valenciana, porque para evitar el referéndum y sus consecuencias el Gobierno de España y las otras 16 comunidades harán concesiones que consolidarán la asimetría. Y además eso le dará el PP mayorías absolutas.

Y será el propio presidente Rajoy quien acabará pidiendo al presidente Fabra que asuma un nuevo mapa de competencias y renuncias como única forma de no provocar una guerra de taifas para ver quién sale mejor librado que Cataluña. A lo mejor hasta lo hace el día 4, en la Intermunicipal del PP que se celebra en Valencia.

Pero también el PSPV de Ximo Puig tendrá que asumir ese cambio de política, porque cada vez está más claro que la única forma de frenar el proceso soberanista de Artur Mas y Oriol Junqueras es una política de Estado por parte de los dos partidos mayoritarios.

Aunque intente disfrazar la conformidad con aspavientos, Puig asumirá las renuncias como mal menor. Y eso dejará la izquierda nacionalista definitivamente en manos de Compromís y Esquerra Unida. Pero sin grandes expectativas electorales porque la percepción mayoritaria para las elecciones es españolista, y más con Catalunya enseñando banderas.

Cataluña marcará la política en la Comunidad Valenciana porque las consecuencias del proceso soberanista son más tremendas que el inmovilismo conservador quiere asumir. Ahora la agenda está centrada en los imputados por corrupción, la falta de liquidez y la deuda autonómica y las iniciativas que toma el PP para salir de la crisis. Pero esa tela no da para mucho más. Solo titulares repetidos hasta la saciedad, la mayor parte de ellos amortizados como se demostró en la rigidez de las críticas falleras. Más de lo mismo que otros años.

Lo importante (que no necesariamente grave) viene ahora. Rajoy ya ha anunciado en conversaciones off the record que va a disponer una serie de decisiones para potenciar la unidad de mercado, eliminar definitivamente duplicidades administrativas y hasta eliminar algunas figuras institucionales multiplicadas por 17. En la misma línea está Rubalcaba, aunque con matices.

Pero al mismo tiempo el PP aceptará una serie de reformas que beneficien a Cataluña para compensar la prohibición del referéndum y compensar el enroque catalán. La primera de ella las consecuencias de la reforma fiscal, de manera que quienes quieran más dinero utilicen su propia capacidad recaudatoria. Así lo hará Cataluña. ¿Qué hará la Comunidad Valenciana? Porque esa será la gran aportación en la financiación autonómica, no más dinero inyectado en vena desde Madrid en las arcas de la Generalitat Valenciana.

La asimetría vendrá por la reestructuración de reglamentos, tasas, impuestos, competencias y discurso político. En la sede de la Generalitat de Catalunya podrán decirse cosas que no podrán señalarse desde la Generalitat Valenciana. Y todos aceptarán menos la izquierda del PSPV y la extrema derecha del PPCV. Un asimetría disimulada, justo el año del 30 aniversario de la LLei de Simbols. Pero las cosas son así.

Es un nuevo tiempo político por eso el PPCV alcanzará la mayoría absoluta aunque haya algunos de sus dirigentes  creen que ya no hay partido. La verdadera política, porque eso va a ser lo importante y no esa relativización de la anécdota en que se ha convertido gobernar o hacer oposición en la Comunidad Valenciana a base de titulares. Es una política que la gente va a notar en sus corazones y en su bolsillo. Emociones y cartera. Banderas e impuestos. Ahora El Palleter sería muy pragmático.

Cataluña marcará la política valenciana. Eso es inevitable aquí y en Almendralejo. Ahora falta desarrollar las ideas y el liderazgo necesario para que esa política será la más beneficiosa para los valencianos, sea consecuencia de la situación en Cataluña, los brindis al sol de Madrid o la nueva asimetría a gobernar desde la Plaza de Manises.

Y si me apuran recomiendo a los políticos valencianos el libro de Stephen Covey (Casa del Libro) “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”:

Con estos hábitos en marcha ya casi tienen hecha la mitad de la faena para lo que se nos viene encima…

www.jmontesinos.es