Alcaldes, concejales: ¡Cojan el toro por los cuernos!

El presidente de la Federación de Bous de la Comunitat Valenciana, Vicente NoguerolesEl presidente de la Federación de Bous de la Comunitat Valenciana, Vicente Nogueroles

El toro por los cuernos. ‘La Festa dels Bous’, venerada por muchos, defenestrada por unos pocos y en el punto de mira de ciertos políticos sin criterio ni respeto hacia sus propios valores. Esos valores que ellos enarbolan con la bandera de la libertad, la anti tiranía del que está en la poltrona que debería gobernar para todos, los suyos y los que también pagamos impuestos, los Taurinos.

La propia fuerza de la que goza nuestra fiesta más emblemática de la Comunitat Valenciana y de España en general hace imposible su destrucción, todo lo contrario, cuantos más envites recibimos las peñas más nos motivamos, caso contrario de los cargos políticos que de repente se han visto en la situación de asumir una Alcaldía u Concejalía que no esperaban.

¿El resultado? Una incompetencia total para gobernar su pueblo o ciudad donde no saben cómo afrontar los problemas cotidianos que surgen día a día, Paro, Sanidad, Maltrato, Pobreza, etc. Les viene grande el cargo pero al mismo tiempo se sienten importantes (no lo han sido nunca), sus ideas prehistóricas de “prohibir” no les han dejado un sitio en la sociedad y ahora que un pacto a tres e incluso a cuatro, basado en un margen de votos ridículos y poco reales les da vidilla no quieren dejar pasar la ocasión.

Nuestra fiesta les pone en bandeja la parrilla necesaria para ser el centro de atención, para salir en TV y radio. A nadie se le escapa que, hoy por hoy, hablar de toros (mal por supuesto) es carnaza para la prensa, si se habla bien a muy pocos les interesa.

Una vez ganado su minuto de gloria es cuando se gira la tortilla, de eso nos encargamos los taurinos, desmontándoles el chiringuito de las subvenciones, del maltrato y de lo poco cultos y educados que somos todos los que gustamos de disfrutar de un Arte. Si, he dicho Arte.

El alcalde de Aldaia quiere prohibir el ‘Bou’ amparándose en una consulta que dice que es legal, pero no existen censos, ni autorización del Ministerio de Interior, ni publicación en el BOE. En definitiva, nada que la pueda convertir en vinculante.

Por el contrario, la Peña de Aldaia nunca recibió subvención ninguna aunque se han destinado alrededor de 8.000 euros en esta pantomima. A esto le llamamos austeridad, o también podríamos preguntar al alcalde porque no ha hecho otra consulta para ver si los vecinos de Aldaia están de acuerdo en destinar 8.000 euros en esta mentira.

Pero lo triste es que lo mismo ocurrirá en Silla, Xirivella o Sueca si al final los alcaldes en cuestión no cogen ‘El Toro por los Cuernos’ y cumplen con su deber como alcaldes, acatando la Constitución Española que deja muy claro que la ‘Festa del Bou’ se defiende y se promociona.

Pero también hay maltrato animal por medio, en ello se ha escudado el alcalde de Valencia para decir públicamente que no habrá subvenciones por parte del Ayuntamiento y no autorizara ‘El Bou’ en pedanías.

Quiero pensar que la memoria le ha jugado una mala pasada ya que nunca antes ni con el Gobierno del PP se dio por parte del Ayuntamiento un solo euro para esta fiesta, nunca. Consulte las cuentas Sr alcalde y verá como lo que le dice un chico de pueblo es cierto.

Ese pueblo o mejor dicho esos pueblos que forman las pedanías de Valencia, donde se respira huerta (si esa a la que se acogen los partidos de su corte para todo el asunto del ecologismo), esa huerta es nuestra, de los valencianos y ahí parte la historia de ‘Els Bous al Carrer’.

Comprendemos que para alguien de fuera de Valencia entender nuestra cultura pues es difícil,  pero confiamos en que todos ustedes, los de la austeridad, tan afines al corte y admiradores  de grandes aficionados como fueron García Lorca, Machado, Alberti o los revolucionarios Che Guevara, sean fieles a sus ideas y gobiernen PARA TODOS.

Hay un movimiento taurino en nuestra Comunitat que aglutina a 8.450 entidades, la labor de la Federación ha sido desde el mes de junio despolitizar la fiesta y lo habíamos conseguido.

Dentro de estas entidades hay aficionados de todos los partidos políticos, ideologías y formas de pensar. Pero créanme, todos los que prohíben esta manifestación cultural serán culpables de volverla a politizar, ya que los taurinos no vamos a tragar de ninguna manera la falta de respeto hacia nosotros con prohibiciones dignas de la peor de las dictaduras sufridas por ningún país.

La “Festa dels Bous” es más que una religión, es una forma de vida a la que nadie de nuestro colectivo vamos a renunciar. Los alcaldes y concejales deben de pensar en el daño social que están creando con estas decisiones, enfrentando a toda la sociedad valenciana, restando en vez de sumar, despertando y revotando al sector que menos problemas ha creado nunca y que más beneficios aporta al Estado.

Nosotros, los taurinos, seguimos abiertos a mejorar, a sumar y no restar. En definitiva, a representar la manifestación cultural que vertebra la Comunitat Valenciana por encima de la lengua o las fallas.

Alcaldes, concejales: ¡Cojan el toro por los cuernos!

Vicente Nogueroles Gaona. Presidente de la UTCV y la Federacion de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana