La maldición de Churchill

William Vansteenberghe, Experto en Inmigración. Aquarius, el frio cortante de las olasWilliam Vansteenberghe, Experto en Inmigración, Aquarius, el frio cortante de las olas

No sé si es que todos los hados se han puestos de acuerdo para concentrar en Europa una serie de personajes, que han salido de todos los cajones sociales posibles y diferentes y que sin embargo, tienen en común la mediocridad más absoluta.

A ellos deberíamos sumar otra sorpresa desagradable: ¿ cuanto tiempo hemos estado oyendo que en Europa nuestra generación había sido la mejor preparada para el mundo moderno?, todos estudios, o casi, éramos los más Ilustrados, jóvenes y libertarios, y sin embargo parece que todo haya terminado en libertinaje, el insoportable tufo a mercancía barata, y mil veces vendida y de la Ilustración habrá quedado el deseo insaciable de comprarlo todo en vida.

Hemos descubierto con sorpresa, que no ha muerto la Historia, porque el hombre tiene mucho que aprender todavía, con sangre, sudor y lágrimas, hasta llegar a ser un humano sostenible para él y lo que le rodea.

Si hacemos un listado todo se concreta de forma terrible: seguimos depreciando a la mujer, la gente sigue pensado en que lo intangible existe y que los dioses mueven la rueda del tiempo. Seguimos matando como única solución diplomática, robamos más que nunca,  y no creemos más que en los miedos, y encima nos cargamos la Filosofía.

Hablando de esta sabia rama de la Ciencia Social, donde están los filósofos, los grandes escritores que creaban pensamiento, la Cultura con gran C, o debemos llegar a la triste conclusión que ni tan listos ni tan sabios y que lo único cierto en Europa, es que se parece cada vez más a un Asilo de estúpidos malhumorados  decadentes y que los que vienen detrás no son nadie sin un teléfono móvil.

En la ola post Brexshit, como lo han llamado muchos ingleses,  sobre todo los que no fueron a votar y luego se llevaron la sorpresa que el mundo no  había dejado de girar aunque gritasen a pleno pulmón: – parad Mundo que me quiero bajar-.

Tal maldición de Tutankamon,   se ha abatido sobre el Reino desunido las plagas de Israel, demostrando que judíos podemos ser todos, con tal de renegar del cuerdo camino.

Todas las figuras de esta triste farsa, han desparecido tragados por el desagüe de la Historia.

El mediocre de Cameron inmolado por haber confundido lo local por lo Internacional, y antes que lo arresten y lo lleven a la Torre de Londres, se ha confundido entre las brumas de White chappel. El señor Corbyn, tal gato de Cheshire pero sin sonrisa, esta panza arriba enfrentándose a un golpe de Estado a la Cromwell. Finalmente el más odioso de los Scrooges, se ha tirado al olvido ante la amenaza constante de linchamiento por los Medios de Comunicación, los cuales como todos, parecen haber descubierto al fin la verdad, demostrando que la notica en Inglaterra y en el resto del mundo es ciega, sorda y muda.

En este Mundo actual que decían que era lo más avanzado, todo se vende todo se compra, no digo que en otras épocas no hubo más de lo mismo, pero también digo, que existió la vergüenza y la humildad para no perorar a los cuatro vientos que éramos la mejor generación de todas.

Hemos sido los rebeldes, hasta que encontramos el gusto a ser yuppies, descubrimos que podíamos seguir ser modernos, solo con drogarnos, divorciarnos y descubriendo todas las posturas gimnasticas del sexo, pero poco más.

Si nos centramos en nuestro país, no ha levantado la cabeza un prócer de la Patria en esta aventajada época histórica, solo hemos parido: chanchulleros del verbo, periódicos comprados, historietas torcidas y retorcidas para alejarlas de la verdad y, sobre toda la misma vieja cantinela de los unos contra los otros , tan buena música del triste bolero ( por lo de bola, mentira), Conmigo o contra mí, demostrando así que nos hemos pasado de los primeros pasos evolutivos de la capacitación emocional reconocida en los DSMs*

La izquierda sigue existiendo no por sus ideas de reforma y de avance social novedosas, sino porque existe la vieja derecha que la sostiene con rancia mano y viceversa, claro.

¿Nueva política?: Cuando vemos que las motivaciones de los ciudadanos ingleses para marcharse de la UE, tienen directa relación con la alegría de no ver más la Eurocopa, o preferir comprar los huevos sanos de la granja de al lado, o peor, la resistencia a abandonar la UE basada en el hecho de evitar la existencia de las fronteras, que impedirían a los niños ingleses visitar Disneyworld Paris, sic.

No miento son afirmaciones comprobables de buena fuente, hay más anécdotas que causarían una hilaridad infinita, si no demostrasen la enorme imbecilidad que anida en la mente de la gente, que sabe hablar de todo y no tienen miedo de hacerlo, gracias a los decision makers y otros artistas del verbo, que se olvidan que pueden decirlo de todas las formas adornadas posibles, si eres un imbécil lo seguirás siendo hables bien o mal.

Ver a Junkers cuchichear con Farrage al oído, los pinzamientos cómplices de los Ministros de Finanzas de los veinte y tantos, o los líderes de los distintos países miembros como si estuvieren en os aledaños de un bar de moteros, con todo el respeto, produce congoja.

¿Si esta gente hubiese estado en vez de Churchill que hubiera pasado?, si alguno de ellos hubiese querido ser Montgomery , si hubiesen tenido que montar las redes de la Resistencia al fascismo, ¿qué habría sido de este Mundo?, por primera vez me pregunto cómo mis ayos, quien ganó la guerra, los estúpidos o los valientes?.

Vuelven los populismos, los nacionalismos reductores, preferimos lo malo por conocer que el riesgo y el avance, somos en definitiva unos viejos timoratos , que van a ver a los WHO para sentirse vivos.

Churchill ganó la guerra, y con ello se despertó las ganas de tener paz, lo encerraron en un ataúd de silencio, con De Gaulle como compañero, y hubo paz, pero la paz de los miedosos, de los ladrones con alevosía y nocturnidad, de una Europa que solo usaba los dedos para contar. De estas tierras, estos lodos.

Farrage ha saltado del tren en marcha, Cameron ha espetado su última frase para la posteridad “ todos los políticos terminan mal” absolviéndose a sí mismo, como buen cobarde, y Corbyn, terminando siendo lo que más execra la Biblia y el Comunismo, un tibio.

Miremos bien alrededor nuestro y contemos con todos nuestros inteligentes dedos, cuantos Cameron, Farrage, y Corbyn hay en este Mundo, nos quedaremos paralizados por la basura circundante, y en vez de ofrecer la respuesta social, seguiremos preguntándonos,¿ en que nos afecta a nosotros todo esto?

Olvidando que el voto acontecido en España es incomprensible en términos de estadística de la pobreza ,  o desde la óptica de la solidaridad hacia todas las personas que lo han perdido todo. Han votado los interesados ,los mediocres, y los miedosos, o sea los Cameron, los Farrage, y los Corbyn del barrio donde vivimos y los demás  se despertaron angustiados y sorprendidos por que, el mundo había seguido girando sin ellos.

*DSM (con un número indicando la edición): Famosos Manuales de Psicología

Artículo de opinión de William Vansteenberghe