La promesa o porqué las perlas no flotan sobre el mar

William Vansteenberghe, Experto en Inmigración. Aquarius, el frio cortante de las olasWilliam Vansteenberghe, Experto en Inmigración, Aquarius, el frio cortante de las olas

La semiótica es una ciencia que debería ser obligatoria en todos los colegios y desde edades bien tempranas, por dos motivos fundamentados: para que la gente supiese lo que dice en todo momento y los resultados de su verbo, y para detectar la mil y una trampas que los gobiernos pertrechan, disfrazados de palabras rimbombantes y aparentemente inocuas, y hasta amables, pero que encierran los dientes de la maldad más profunda en términos de dolor y sufrimiento para las personas y sus vidas.

Uno de estos casos está sucediendo bajo nuestras mismas narices sin que nadie le preste la menor atención. Hace un año nos enteramos que la Isla de Puerto Rico estaba en bancarrota y ello por unos montos alucinantes para una isla del el mar Caribe.

A nuestra mente vino la típica idea preconcebida, otra república bananera que ha hecho lo que es esperaba de ella, endeudarse por encima de sus posibilidades reales, vamos igualito que casi todos los países europeos, incluidos el nuestro.

Lo que ya no hemos sabido, ya que ni una sola noticia ha salido del caos informe e interesado de lo no noticiable, es que tras la negativa repetida por parte de los EEUU a rescatar su Estado Asociado, eufemismo del siglo XX para Colonia, el Presidente Obama, tras la creación de un Comité de Estudio, ha llegado a proponer un plan que debería ser de rescate y es en realidad un salvaje plan de control, basado sobre la abolición de todas las estructuras del Estado Asociado de Puerto Rico, saltándose la Constitución, y no es que tenga mucho vigor a pesar de sus 50 años de vejez, imponiendo a las personas legalmente elegidas por las urnas , a un grupo de personas con poder absoluto para poner en marcha los recortes necesarios, de las cuales, solo una estará residiendo en la isla caribeña, lo que ya da el color, como se aclara en el póker.

Este magnífico Plan que impone los criterios de gestión económica de los EEUU a un país que descubrimos que no es libre, ya que no puede acudir en solitario a los mercados, debe pasar obligatoriamente por los EEUU ,lo que ha provocado esta situación económica insostenible ya que todos los prestamos obtenidos por la perla, lo fueron a través de fondos buitres al no poder dirigirse al FMI.

Por lo que podemos afirmar que los EEUU encuentran una buena ocasión para forzar la situación de integración definitiva de Puerto Rico en el entramado estatal del país, usando la nueva arma mundial, la deuda.

Fijándonos un poco más en cuál es el estatus de Puerto Rico, como Estado Asociado, se resume a convocar elecciones libres y manejo administrativo para los asuntos internos de la Isla, pero en cuanto a lo relacionado con relaciones económicas e internacionales, está en las manos de su vecino del Norte. Por lo que carece de independencia para negocia r con el FMI otra forma de pagar sus deudas, no puede nutrirse del Mercado Internacional, ni puede diversificar su comercio hacia los otros países de Latinoamérica, ya que pasa por el control de los intereses de los EEUU, es por lo tanto un país esclavo.

Esta situación de profunda injusticia es la que ha imposibilitado de forma continuada la integración plena de Puerto Rico en los EEUU, con referendos sistemáticamente rechazados por la población mayoritariamente castellanoparlante., pero ello nunca ha resuelto el problema, ya que el Referendo era o americano, o nada.

Hawái, que si decidió integrarse como el estado 50 de la Unión, hoy por hoy lamenta haberlo hecho, y hay movimientos reclamando la independencia y que van creciendo a la sombra del trato colonial de la Isla, y la gran agresión cultural que ha supuesto la imposición del monolitismo lingüístico y sobre todo el reduccionismo cultural a la mera simbólica americana, sin respeto por las tradiciones de un pueblo ancestral, y no cualquier cultura americana, sino el pálido reflejo de la que sirve para sostener el tiempo de vacaciones eterno que propicia la isla.

En Puerto Rico pasa exactamente lo mismo, lo que nos permite cuestionar el modelo de integración sociopolítico que defiende el Imperio americano, que puesto a criticar el bloque comunista con el ejemplo cubano, los rusos jamás impusieron su forma de vida, no obligaron a hablar ruso a toda la población , por más que se estudiara en el Colegio, ni se transformó en centro turístico vacacional para los ciudadanos rusos, que siguieron tomando el sol cerca de su ríos.

Alguno podría afirmar que esto es casual, pero volviendo al entorno de la otra perla del Caribe, o sea Cuba, lo que sucedió en la Isla con la dictadura de Batista da la razón a los críticos a la política exterior de los EEUU, invasiva y poco respetuosa con las culturas ajenas.

No olvidemos que el que impone su idioma controla la cultura.

El Presidente Obama, en su discurso pronunciado en Julio, se mostraba bajo una luz cínica poco conocida en Europa, en una aparente concesión a los republicanos, desarrollando la esencia del Plan, llamado PROMESA, declarando a viva voz, que era un Plan para los Portorriqueños que nacía de la convicción que el pueblo hermano norteamericano no iba abandonar a la Isla en estos momentos de zozobra.

El Plan PROMESA se nutre de una palabra confusa, ya que ha tenido que ser superada en el orden jurídico por la de JURAMENTO, por el escaso valor que tuvo que alcanzar por sus constantes incumplimientos.

Prometer, es una palabra casi infantil en un mundo de fondos buitres, de armas de fuego que vagan por las manos de todo ser viviente, más en un Mundo americano, donde el ser humano es responsable único y absoluto de su fracaso social y todo ello en nombre de Dios.

Pero como los acrónimos son la sangre de las administraciones actuales, PROMESA es la suma de las primeras letras de palabras como, Poder, control, obligación, etc., que vienen a resumir que este Plan se va a imponer a la Constitución de Puerto Rico, facultando un asalto a las pensiones, a los salarios que serán rebajados a menos de 4 dólares 50 centavos, para los jóvenes, y que todas las decisiones de pago de deuda, las tomarán los no portorriqueños de esta Institución creada exclusivamente por los EEUU.

Varias veces asociaciones, otros países y hasta el propio Puerto Rico ha rogado a la ONU, que se inmiscuyese en el asunto de definir claramente el Estatus de este país, ya que a la hora actual, no es Estado americano, no es país independiente, en definitiva no es nada, y todos sabemos que cuando algo no es nada, suele ser muy malo para su población que por desgracia ya no es nada tampoco.

Este tipo de situaciones nos demuestran lo frágil que es la justicia cuando dependemos de otro, y que por desgracia el Mundo se encamina hacia la confirmación de la desaparición del Contrato Social de Rousseau, este Marco excelso que tanto tiempo tardó en ser aceptado y que nos ha permitido vivir de forma más pacífica y económicamente más justa, durante estos últimos decenios.

Este Marco se ha desvanecido casi por completo, empujado por un pacto monetario, que ha permitido el regreso de la desigualdad entre personas y sobre todo los discursos vacíos que la justifican. La caída del segundo bloque, el del Este, con su posibilidad de atracción y de pensamiento diferencial, ha permitido la monopolización del Mundo, la lengua, el Inglés, la religión, el Calvinismo en clara expansión en territorios antes Católicos, la Economía, el Libre Mercado por encima de cualquier control, ha colocado al dinero como único referente estable para el común de los mortales, además de invadir sus espacios culturales, lingüísticos, morales y religiosos, además de sociales, ya que la sociedad anglosajona es profundamente clasista y ello basado sobre el derecho sanguíneo, y las tres razas que realmente habitan y subyacen en la sociedad británica y sus derivados: los celtas, los germanos y los hombres del Norte (Nord men y Dane men).

Ha llegado el momento de intentar sacudir un poco el <mundo y hacerle recordar que la diversidad es futuro, y que el adocenamiento solo produce pobreza social y mental, y que ha llegado el momento de atreverse a sumar todos las piezas del rompecabezas y sobre todo darle a las piezas el mismo valor.

La Globalización es de nuevo un concepto Anglosajón, intentado al menos tres veces ya, y con nefastos resultados. Si tienen el éxito que pretenden los que la pusieron en marcha, tendremos un Mundo en el cual existirán algunos, y los demás no, igual que en Puerto Rico.

Este hecho producirá lo de siempre, la resistencia y la revolución de los dejados aparte y todos los conflictos que justifican una Revolución.

Las Islas son el perfecto reflejo de lo que no va bien en el resto del Mundo pero que aún no se nota. Son entidades pequeñas que nos aclaran lo que va a pasar en el futuro en el Continente, de momento ya podemos concluir que nos encaminamos hacia un Mundo de Derechos cercenados y no atendidos, siendo Puerto Rico uno de los mejores ejemplos.

Las islas como metáfora de libertad en el ensimismamiento y el aislamiento forzado, deben permanecer vírgenes y no convertirse en bancos flotantes donde ridículos seres van a trabajar en shorts con calcetines bajo el trópico*.

Concluyendo, es bueno recordar que los liberales que tanto atacan a los regímenes locales dictatoriales, y sin duda lo son, deben pensar que el recambio que pretenden deberá ser muy potente, y fuerte para resistir a la compra pura y simple de otras islas en un futuro próximo. Sino, en el collar de la dentadura del gigante americano, habrá dos perlas en vez de una sola.

*Atuendo de los banqueros en las Islas Bermudas.

Artículo de colaboración de William Vansteenberghe