No habrá trabajo para millones de españoles

Montesinos

Me pueden acusar de desalmado por decir lo que voy a decir, pero peor es toda la ceguera reinante que impide tener claro que millones de españoles no encontrarán trabajo por la sencilla razón de que los puestos de trabajo que antes tenían se han trasladado a otros países. No hay ni habrá trabajo para millones porque no hay ni habrá el puesto de trabajo ni la empresa que lo incorpore.

El dato de la EPA es determinante. Baja el paro en 2.300 personas y se destruyen 184.600 empleos. Y en este segundo dato hay que incorporar los que se van (inmigrantes sobre todo), aquellos que sobreviven en la economía sumergida y, sobre todo, millones que no encuentran trabajo de lo suyo, que siempre suele ser una tarea con escasa formación.

Por supuesto los llamados agentes políticos y sociales ayer empezaron con sus alharacas. Para unos las reformas están en el buen camino, lo que es cierto dentro de la debacle. Y para otros hay un fracaso en las políticas del Gobierno de Rajoy y pasan a indicar la destrucción de empleo como argumento, lo que demuestra una ignorancia supina. Ignorantes o mentirosos, que no sé qué es peor.

La apuesta reformista es tan necesaria como la gravedad de la situación. Hace años que España se rige por leyes laborales inspiradas en el franquismo y lo único que se han puesto son parches, incluida la última reforma de Rajoy. Como ocurre con la enseñanza, España también está a la cola de Europa en condiciones laborales competitivas. Y eso genera un mercado laboral rígido y limitado. Pero eso ya lo saben hasta quienes ponen a parir las reformas. Otra cosa es que políticamente les interese el lío.

La cuestión ahora es la acelerada destrucción de empleo, que se observa especialmente en el tramo que podemos considerar empleo juvenil (55,48 % del total). Los jóvenes no encuentran empleo porque las empresas no crean puestos de trabajo para una masa de jóvenes que también lideraron el abandono escolar. Esas empresas de escasa capacitación han caído como moscas en esta crisis de competitividad y no hay empresas ni capital humano capaces de producir productos y servicios de mejor tecnología en volumen suficiente para crear empleo. Como dice Josu Ugarte, CEO de Mondragón, el empleo perdido en España está en otros países: http://www.josuugarte.com/espanacrisismundono/ Y hay que tener claro que el empleo lo crean las empresas según la demanda del mercado, digan lo que digan los políticos de izquierdas y los sindicados.

En la Comunidad Valenciana la EPA indica que hay 40.900 ocupados menos. ¿Es acaso que el Consell no ha hecho los deberes? ¿Es un fracaso político del PP? Para mi, si acaso, sería un fracaso por moderados, por no haber forzado más el cambio del tejido industrial y de servicios valenciano. Lo que nosotros hemos producido de forma tradicional lo hacen mejor y más barato en otros países, como indica Ugarte.

Las empresas valencianas actuales no pueden absorber los 696.000 parados registrados porque esos puestos de trabajo están en otros lados. Y para generar nuevos puestos de trabajo deberán crearse empresas que hagan otros productos más competitivos que los que hacen en otros países. ¿Existen esas empresas? ¿Hay trabajadores cualificados para esos trabajos? (Tener una carrera no es garantía de saber trabajar).

Mientras no tengamos ese tejido industrial no habrá trabajo. Y vuelvo a citar a Ugarte cuando en su blog habla de soluciones (http://www.josuugarte.com/la-unica-solucion-a-la-crisis/) Lo malo es que en esta feria electoral permanente es muy difícil exponer las cosas con claridad. Todo el mundo tiene miedo a reconocer que no hay varitas mágicas. Que vamos a crecer, que vamos a mejor, pero que ya nunca será posible el pleno empleo si no cambiamos todo de forma radical. Y si no ahí tienen el modelo que presenta el economista de moda. Thomas Piketty: El capital del Siglo XXI (http://www.eleconomista.es/internacional/noticias/5735887/04/14/Thomas-Piketty-y-El-Capital-en-el-siglo-XXI-el-exito-de-un-documento-augura-mas-desigualdad-.html#.Kku8OBsxZPSMkUa).

Jesús Montesinos
www.jmontesinos.es