#OPINIÓN de Mariano Ayuso: “Oscuro y tormentoso se presentaba”

COMPLICADO RESULTADO ELECTORAL, NECESARIA REFLEXIÓN CONSTITUCIONALMariano Ayuso Ruiz-Toledo. Abogado, Director de Ayuso Legal. COMPLICADO RESULTADO ELECTORAL, NECESARIA REFLEXIÓN CONSTITUCIONAL

Esta frase –con la que se iniciaba el estudio del problemático reinado de Witiza en la monarquía visigoda- se hizo lapidaria desde su utilización en un mítico libro de texto de bachillerato de principios del siglo XX. Y desde entonces se ha utilizado abundante y disparmente en el lenguaje común para indicar una situación difícil y comprometida, desde una navegación complicada por el estado del mar, hasta una partida de naipes o fichas difícil por la mala suerte en el reparto.Por Mariano Ayuso Ruiz-Toledo. Abogado, Director de Ayuso Legal¡
Pero si hay una ocasión en la que viene al caso es en esta próxima contienda electoral y el futuro político que saldrá de ella.

La campaña –tras la decepción de tener que repetir elecciones- no se está planteado como una segunda vuelta entre opciones políticas que puedan ser mayoritarias en las elecciones, pues -salvo que el Partido Popular consiga la mayoría absoluta- el Sr. Rajoy no podrá repetir como presidente del Gobierno y los Sres. Iglesias, Sánchez y Rivera tienen complicado formar coaliciones que cuenten con esa misma mayoría.

La coalición natural –por ausencia real de diferencias entre sus planteamientos políticos  y convergencia en el centro- es la de la llamada “gran coalición”, que formarían Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos. Realmente hay más diferencia visceral de origen y memoria histórica entre sus votantes tradicionales, que entre sus programas y políticas a la hora de la verdad. Algunos matices en cuanto a la moral pública y a la influencia de las concepciones religiosas, que en la última legislatura se han visto muy aproximadas –sobre todo después de la salida del ministro Ruiz Gallardón y la prudencia de otros ministros “confesionales” populares-, son prácticamente las únicas diferencias que les separan.

La aceptación de la economía del mercado, la potenciación del Estado del Bienestar y el sólido europeísmo de los tres partidos, los hacen coincidir en el centro político con más diferencias entre sus votantes que en sus dirigentes.

También coinciden los tres en su rechazo a Unidos Podemos como socio de gobierno. Quizás el Sr. Sánchez podría –como última posibilidad de hacerse con la presidencia  del Gobierno y continuar su carrera política- llegar a un pacto de legislatura, pero su Comité Federal no lo aceptaría. Y Ciudadanos no podría llegar a un acuerdo con Unidos Podemos sin suicidarse.

Tan sólo cabe, pues, o un éxito aplastante de Unidos Podemos, que le permita formar una mayoría de investidura suficiente con nacionalistas radicales, o una gran coalición entre los partidos de centro.

¿Es posible esta coalición? Parece que no, después de ver lo fuerte y con voluntad de seguir mandando que se ha mostrado el Sr. Rajoy en el reciente debate a cuatro televisivo, y lo enconados que están contra él los Sres. Sánchez y Rivera. Después de la campaña y del debate, del juramento tipo Aníbal del Sr. Sánchez contra el Sr. Rajoy y de la, casi suplicante, petición del Sr. Rivera de que el patriotismo del Sr. Rajoy le lleve a dar paso a un nuevo/a candidato/a popular, parece que es inviable una gran coalición.

Parece que tan sólo un abandono voluntario de la primea línea por el Sr. Rajoy podría hacer posible la gran coalición que parece que es la opción de centro preferida por la mayoría de los españoles. Pero es poco probable que eso se produzca. El Sr. Rajoy se encuentra fuerte, exitoso y entiende que él no es responsable de la corrupción que ha salpicado a su partido. Los Sres. Sánchez y Rivera no pueden echarse atrás ya en sus compromisos de no aceptar su continuidad en la presidencia del Gobierno. Y en ninguno de los tres partidos hay suficiente fuerza renovadora interna –menos en un momento político tan delicado- para cambiar los tres líderes por otros –u otras- más flexibles.

Los españoles tendremos que elegir entre una mayoría absoluta –o con apoyos minoritarios que no sean ni el PSOE ni Ciudadanos- del Partido Popular o de Unidos Podemos. No creo que vaya a suceder. En ese caso, va a ser el momento del verdadero patriotismo y de la coherencia ideológica –lleve donde lleve- para poder hacer pactos y coaliciones.

Oscuro y tenebroso se presentaba…

Por Mariano Ayuso Ruiz-Toledo. Abogado, Director de Ayuso Legal