Podemos le dará la mayoría absoluta a Fabra

Montesinos

Aunque con reparos las encuestas (la última la de la SER) le dan la mayoría electoral a Podemos y a Pablo Iglesias lo sitúan como el preferido de los españoles para ocupar la Moncloa. Da lo mismo lo que diga Podemos o lo que se diga contra Podemos, atraen todo el voto de la ira y eso les da mayorías en unas elecciones generales.
¿Pero tendrán los mismos atractivos los Podemos autonómicos y locales? No. Pero fraccionarán tanto la izquierda que D´Hont y el tirón municipal le darán la mayoría a Alberto Fabra. Y es que en democracia votan todos, no solo periodistas y los aparatos políticos.

Hay detalles en las encuestas muy significativos. El voto a Podemos es un estado de ánimo. La política (paro y corrupción) va a favor de Podemos. La mejora de la economía va en contra de Podemos y juega a favor del PPCV. Pese a sus hazañas bélicas el PSOE de Pedro Sánchez se desploma. Y aunque victoriosos Podemos sabe a vino espumoso. Si no te lo bebes enseguida pierde gas. ¡Los perroflautas son solo un estado de ánimo frente a los hipster).

Receptores de la ira (muy aconsejable el libro de Peter Sloterdijk La Ira y el Tiempo) los de Podemos (ahí están Monedero y Errejón) tienen un voto universal y mayoritario y han instaurado un nuevo lenguaje que gusta en el espectáculo político. Tienen de todo, como en botica. ¿Pero son receptores de la ira en el gobierno de los municipios y las autonomías?.

Pablo Iglesias, Monedero y Errejón, entre otros, se han labrado una magnífica imagen entre un empleo segmento de votantes hartos del sistema, los partidos y el lenguaje corporativo y correcto de Rajoy, Pablo Sánchez, Mas, Fabra, Ximo Puig, Lara y hasta del postureo de Mónica Oltra. Han contado con el apoyo o la crítica (magníficos resultados les dan todas las broncas…) de partidos y medios de comunicación de lo que llaman La Casta. Y manejan las redes y Youtube como nadie. Los conoce todo dios entre su segmento electoral. ¿Pero pasa lo mismo con Jaime Paulino (Valencia), Cesar Giménez (Castellón) o Jesús Bustos (Alicante) por citar unos ejemplos? No los conocen ni en el Polígono. Y aquí no cuentan con tele, grandes redes, etc….

Podemos en la Comunidad Valenciana tiene unos magníficos registros en las encuestas por el atractivo de la marca y el liderazgo espumoso de Pablo Iglesias. ¿Pero tienen atractivo para votarlos para la Generalitat o los ayuntamientos? Los cerebros de Podemos, sabiamente, han optado por no ir con su marca a las municipales, para que no se les llenen las listas de incontrolados e impresentables, que en los pueblos todos nos conocemos. Y las autonómicas pueden ser un totum revolutum entre los círculos y los de Guanyem. El globo se desinfla y mejor no pincharlo.

Podemos fraccionará la izquierda y dejará al PSOE de Ximo Puig rozando los mínimos. Todo será una suma de pocos. Además hay cientos de ayuntamientos en la Comunidad Valenciana en los que ni el PSPV podrá presentar listas. Ya ni contar a Compromis, EU o Guanyem. Que una cosa es Ruzafa y otra docenas de pueblos. Y eso beneficia al mayoritario que para la Generalitat y para los ayuntamientos siempre será el PPCV, nunca el PSPV/PSOE actual, aunque Puig y Mónica Oltra se vayan de acampada con Jesús Calleja como hizo Pedro Sánchez (¡Una coña, oiga!).

Con ese panorama el PPCV lo mejor que podría hacer es estarse calladito en el rincón de pensar, a la espera de las meteduras de pata del PSPV/PSOE, EU y, sobre todo Compromís, que arrastran ese complejo de salvadores de la Patria y poseedores de la verdad absoluta. Ese lenguaje que tanto jode a los indignados. Pero tranquilos Puig, Paulino, Oltra o los de Ciutadans, los de Alberto Fabra son especialistas en buscarse líos. ¡Menuda la van a liar con lo las extrañas primarias que se han montado!!.

Jesús Montesinos