Por un puñado de euros

¿Urnas o playa?Toni Subiela, colaborador de Valencia News

Lamentable imagen la que está dando el tripartito del Gobierno valenciano con el reparto de sillones y los aumentos de sueldos. De esta manera, es imposible que los ciudadanos cambien la percepción que tienen de los políticos: que somos unos sinvergüenzas. Imposible.

La pelea entre PSPV y Compromís por los puestos en cada Conselleria, en cada empresa pública y en cada institución es a muerte. Sin miramientos, sin cuartel…y sin dignidad. Y no se descuiden con Podemos, que si bien solo puede optar a las migajas, tampoco deja pasar ni una para colocar a quien pueda.

El último escándalo, para bochorno de los valencianos, es que al recién nombrado director de la Institución Alfons el Magnànim le han subido el sueldo y cobrará más incluso que el President de la Generalitat. Debe de ser que la responsabilidad de la gestión de una institución que se dedica estudiar y difundir la cultura de las humanidades es mayor que la del Consell. Cabe destacar que con un presupuesto de 635.000 euros para el 2016, el 10 por ciento irá destinado al sueldo del director de la institución.

Un nuevo escándalo que viene de la mano de una Diputación, en este caso la de Valencia. Para que luego critiquen que Ciudadanos apueste por su eliminación.

Está claro que el nuevo Ejecutivo valenciano sigue aplicando la misma política con la que el PP arruinó a nuestra comunidad. Obsceno es escuchar como en Les Corts se justifica el Gobierno de estas desfachateces, gritando que el PP lo hacía más veces y más grande. “Yo robo menos, pero también oiga, que para eso mandamos ahora y tengo derecho a colocar a los mios”.

Es realmente lamentable la imagen que siguen dando los gobiernos valencianos. Han cambiado el ‘caloret’ de Rita Barberá por las reinas republicanas de Joan Ribó. Pero de cambiar la humillación por la dignidad y la inmoralidad por la decencia no se acuerdan ni en la Generalitat, ni en las Diputaciones.

Artículo de colaboración de Toni Subiela