¿Qué es una aceleradora de empresas y cómo funciona?

Con la popularización del emprendimiento en España han aparecido nuevos actores importados de otros países, como las aceleradoras. Son organizaciones que apoyan a las startups en su proceso de crecimiento pero ¿sabes cómo funcionan?

Una aceleradora de empresas es una organización con ánimo de lucro cuyo objetivo es ayudar a que una startup crezca más rápido. Para ello, estas organizaciones abren periódicamente convocatorias de programas de aceleración, que duran aproximadamente entre 3 y 6 meses (aunque hay algunas que duran más, como es el caso de Lanzadera en Valencia) y durante las cuales trabajan con el equipo fundador para acelerar su “conquista” del mercado.

Estos programas de aceleración se abren a un número pequeño de empresas (normalmente no más de 10-15), de forma que se produce una intensa competición por entrar, y sólo son aceptadas las que mejor cumplen los requisitos definidos por la propia aceleradora (ya sea en términos de área de negocio, de madurez del producto, de tamaño del mercado, de éxito..etc). Son meritocracias muy claras, y en algunos casos el ratio de empresas que se “apuntan” al programa vs. las empresas que finalmente son aceptadas llega a rondar entre el 3-5%.

Las aceleradoras trabajan siempre con empresas que, aunque estén en fases tempranas, ya tienen un equipo y han comenzado a crear su producto… e idealmente ya lo han confrontado con el mercado. Para ayudarles en su proceso de crecimiento las aceleradoras apoyan a los emprendedores con formación especializada, mentorización por parte de emprendedores de éxito o profesionales afines, contactos con inversores y eventos y actividades destinados a mejorar su capacidad de llegada al mercado.

Además muchas de ellas invierten pequeñas cantidades (entre 10.000€ y 30.000 típicamente, aunque hay de todo) a cambio de un porcentaje pequeño de la compañía… lo que nos lleva a hacernos una pregunta importante: ¿Cuál es el modelo de negocio de una aceleradora?

La respuesta es un “depende”, pero habitualmente es un negocio de largo plazo, ya que esperan que alguna de las compañías aceleradas (y de las que tienen un pequeño porcentaje) tenga mucho éxito en el mercado y sea vendida o genere rentabilidad suficiente en unos años como para conseguir multiplicar la inversión en varios órdenes de magnitud…una apuesta arriesgada, sobre todo dada la creciente cantidad de aceleradoras que hay en España (60 a día de hoy según Spain Startup Map) y que de media se tarda entre 4 y 6 años en que se produzca la ansiada venta o recuperación de la inversión.

Una vez finalizados los programas de aceleración las startups se “gradúan”, y se celebra un evento conocido como “Expo day” o “Investors day”. En este evento la aceleradora convoca a varios inversores y presenta las empresas aceleradas con presentaciones cortas (o pitch), con el fin de que los business angels y fondos invitados muestren interés en invertir en ellas… auténtico sueño de la mayoría de las startups que han pasado por el proceso de aceleración.

Javier Megías