Sin complejos

Mare Nostrum, Un mundo difuso para una agricultura en riesgoJuan Vicente Pérez Aras es Diputado Nacional por el Partido Popular - Colaborador de ValenciaNews

“La invencibilidad está en uno mismo, la vulnerabilidad en el adversario”, con este axioma Sun Tzu en su Arte de la Guerra, establecía que la disposición de los medios para la batalla es fundamental para alcanzar la victoria, y a él se ha acogido un Partido Popular que de la necesidad está haciendo virtud, ante el constante acoso de las oleadas que la Izquierda lanza en un desesperado intento de romper la disciplina en un Partido que está respondiendo como una auténtica falange macedonia.

Por ello, la inyección de autoestima que tanto Fabra como Rus brindaron a los principales artífices de la estrategia popular, Alcaldes, Concejales y una militancia abnegada, que se baten el cobre en el día a día en sus Municipios en contacto directo con los problemas de la calle, llega en un momento crucial dentro del tempo político que estamos viviendo. La acción de gobierno y los resultados de la misma deben ser un acicate para invertir esa imagen desfigurada de esta tierra que la Izquierda lleva tanto tiempo difundiendo y que tanto daño nos hace.

¿Por qué debemos agachar la cabeza? lanzaba Alfonso Rus en un desafío a aquellos que intentan desvirtuar el honroso y mayoritariamente altruista trabajo de aquellos que con su ejemplo, esfuerzo y compromiso se han ganado la confianza de sus convecinos. ¿Por qué no podemos estar y sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que representamos?, espoleaba el Alberto Fabra más valencianista, reafirmando el compromiso en “establecer políticas que fortalezcan y den nuevas oportunidades a la población que peor lo está pasando”.

Fabra y Rus han establecido ya una estrategia de defensa. Conocedores de la solidez de la fortaleza Popular, han levantado el estandarte del PP como garantía de estabilidad y progreso para nuestros conciudadanos, por mucho ruido que intente distorsionar la compleja realidad que nos toca gestionar y reconociendo aquellos errores que puedan extender cualquier atisbo de duda sobre toda una Organización con una más que demostrada vocación de servicio público. La exigencia y la determinación no pueden entenderse sin autocrítica.

De nada sirve aguantar las acometidas de una Oposición enquistada por una doble moral– que no logran sacudirse en busca de una alienación colectiva que les aúpe al Poder, no por aplicar políticas que puedan favorecer la salida de la crisis, ya que han sido los experimentos y los cordones sanitarios de esta Izquierda los que nos han llevado a esta situación y que están provocando esa radicalización en las formas, sino simplemente para que no esté el Partido Popular- si no confiamos en nuestras propias fuerzas y demostramos, sin complejos, que el esfuerzo y sacrificio que estamos pidiendo a toda la sociedad nos están permitiendo consolidar el presente para garantizar el futuro.

Reivindiquemos sin complejos, apliquémonos en la gestión sin complejos, hablemos con la gente sin complejos, porque en los momentos de dificultad el ciudadano necesita confianza, seguridad, compromiso y responsabilidad. Estamos superando la gestión de la Crisis y ahora, debemos centrarnos en la gestión de la Política.

Juanvi Pérez