Una “Patria” llena de escasez

En esta ocasión presento la triste realidad del Pueblo Venezolano, que hoy sufre situaciones desastrosas. En esta oportunidad relatare la historia de miles de ciudadanos, los protagonistas de un país rico que actualmente se ha convertido en un país donde la miseria es lo único que no escasea.

Lunes en la mañana, 6 am para ser exacta; ahí esta Mariana, levantando a su niño para ir a la escuela que esta a pocas cuadras, se levanta con deseos de preparar café, abre el gabinete y se da cuenta que ya no hay, toma agua con tristeza, quería un “guayoyo” bien cargado para animarse y así empezar un día estresante.

Su pequeño hijo se levanta y antes de irse al colegio desea desayunar “la mejor comida del mundo”: la Arepa, alimento tradicional de nuestro país que a cualquier hora es bien recibido… Mariana desea complacer a su hijo pero en la nevera no hay Mantequilla y la Harina Pan se fue de vacaciones también.

Van rumbo al colegio y se dirigen a la Panaderia, pero la panaderia esta CERRADA, no hay materia prima. Solo le queda darle 50 bs a su hijo para apenas poder comprarse una empanada y un jugo y así pasar el día hasta llegar nuevamente al hogar.

Mariana se va a su trabajo y su compañera le comenta que llego el “Cesta Ticket” del mes… así que tendrán que hacer la cola maratónica para comprar poco a poco lo del mes en cualquier establecimiento:

-Primer establecimiento: Hay Harina y Leche en polvo
Número de personas en cola: 300
Número que le toco a Mariana: 150
-Número de horas en la cola: 3 Aproximadamente

Así pasa a diario, el periplo para encontrar productos básicos desde el papel toalet hasta el café, quita al menos 5 horas diarias, sin contar la gente “Colada”, los militares que te marcan como VACAS EN EL CORRAL, el calor, el hambre y el constante dolor de espalda y pies por tan agotadora tarea…

No es fácil pero sin embargo la necesidad es fuerte, es inhumano que una persona pase tantas horas en una cola y al llegar su turno no halla, cuando en la “4ta república” que tanto critican se perdía de vista la cantidad de productos en los anaqueles, sin necesidad de hacer cola….Tenemos un “Ministro de Alimentación” que denigra al ciudadano condenándolos a hacer colas kilométricas y manifestando que “Si hacen colas para ir al cine o para un concierto, ¿Por qué no hacerla para comprar alimentos?” Juzgue usted, tan inapropiado comentario.

Cuando se habla de crisis en Venezuela, no solo los alimentos cubren esta palabra, también los medicamentos.

Sofía es una joven de 25 años madre de un niño de 6 años, ella a pesar de ser una mujer emprendedora lidia con una triste realidad: el cáncer… Ella al igual que muchas mujeres acuden al seguro social para adquirir los medicamentos para la quimioterapia, pero NO hay, su vía crucis por las farmacias la desconsuela cada día mas, en ninguna hay… para ser sinceros ni antibióticos, ni antigripales y mucho menos métodos de anticoncepción hay.

Los hospitales operan de manera precaria, no hay suficientes camillas, insumos NO hay, las salas de cirugías están sin luz, el 90 % de los equipos están dañados.

Marcos, padre de 6 niños, ingeniero petrolero de la república, 38 años, sale a las 7am a buscar el pan diario para su numerosa familia desde el volante de su pequeño carro, labora como taxista a pesar de tener un título, en un país petrolero.

Relata desde su automóvil su día a día, tiene meses buscando una bateria para el carro, pero NO hay… pasa aproximadamente 15 horas bajo el volante, expresa con preocupación su visión del país que tenemos, se pregunta ¿Hasta donde vamos a llegar?.

Tiene poco combustible y comenta que es realmente penoso decirle al cliente son tantos bolívares, cuando sabe que la situación para todos esta apretada, hay clientes que se quejan, otros simplemente entienden…asegura que pasa al menos 2 horas y media en la estación de servicio mas cercana para abastecerse, porque irónicamente en este país rico en petróleo la gasolina también escasea.

Isabela, estudiante de comunicación social, 20 años… está a meses de obtener su titulo, labora en un reconocido periódico de la ciudad y comenta desde su posición de reportera de calle, como son tratados los periodistas en nuestro país…

Desde gritos, empujones e incluso decomiso de sus herramientas de trabajo, reciben múltiples agresiones, hasta son detenidos por el simple hecho de INFORMAR.

Definitivamente la libertad de pensamiento esta cada vez mas escasa, se extingue en el calor de esta dictadura que parece no cesar.

Jonathan llega del trabajo alrededor de las 11 de la noche, luego de un día agitado de trabajo.. se percata que NO hay luz… su esposa calma el calor de sus niños pero no lo logra, tienen 12 horas sin luz y el servicio eléctrico no llega sin contar que tienen 2 días sin agua potable.

Puedo pasar horas, terminar haciendo un libro en honor a la palabra que actualmente gobierna nuestras vidas: NO HAY, hay ESCASEZ.

Lamentablemente nuestro país esta en uno de los momentos mas duros de la historia, pero el tener “Patria” como muchos aseguran nos está costando el tener un estado de salud estable, un empleo que cubra nuestras necesidades, la “Patria” esta escasa de gente emprendedora, de gente capaz, asumen que la situación es culpa de otros, pero no por falta de gobierno.

Puedo decir como venezolana nuevamente que la necesidad NO mira tolda política, que el derecho natural de vivir bien no lo da ningún gobierno, eso lo construimos nosotros mismos, porque somos capaces de hacerlo, porque creo firmemente que hay un pueblo deseoso de salir adelante cueste lo que cueste y que este episodio sea solo un momento amargo que olvidaremos al tener un nuevo amanecer.

Cito para finalizar al gran Renny Otolina:
“Un país se hace buscando cambios en los esquemas mentales”
“Venezuela con todo su hierro y todo su petróleo, nunca valdrá mas que sus habitantes”

Esta hay que escribirla con letras de oro; “La patria es del tamaño del corazón de quien la quiere”.

Génesis López / Venezuela