¿Y tú qué vendes?

Sí, y ¿tú qué haces? O mejor dicho ¿Qué vendes como empresa? Si le preguntan algo parecido a esto al ver su logo, tarjeta de presentación o publicidad. Entonces tiene un gran problema. Y es que su imagen corporativa, su logo, su tarjeta de presentación, no transmite su producto o servicio. Y no es la primera vez que he visto esto. Sin ir más lejos hace una semana. Me dediqué a mirar una y otra vez su tarjeta de presentación, su logo, le di vueltas y más vueltas a la tarjeta, pero a la pregunta ¿A qué se dedican? No hallé respuesta alguna. Una mala elección del logo, del nombre comercial y seguramente un cúmulo de despropósitos.

En este caso, la pérdida de clientes es tan grande que seguramente, sus ventas no estarán dando unos buenos resultados. Hay un gran problema de comunicación. Y por mucho que se comunique a través de Internet u otros medios, si no cambian el logo y añaden un nombre comercial que transmita, a qué se dedican… el daño a sus intereses como empresa es muy grave. Hasta tal punto, que nadie va a perder el tiempo, como yo lo hice (defecto de profesión) a averiguar a qué se dedican.

Si le digo que mi nombre comercial es ¨Tretyu¨, ¿Sabe lo que vendo? No. Si le digo que mi nombre comercial es ¨Muebles Kiko¨, seguramente, imaginará que vendo muebles. Es tan simple como eso. Si en el primer caso, eligió ese nombre comercial, porque en su niñez, tuvo un perro que se llamaba así y le recuerda a su infancia, pero está vendiendo frutas. Entonces tiene un problema y muy grande.

Elija un nombre comercial acorde a su actividad y producto e intente transmitir en su logo a qué se dedica y realice una imagen corporativa correcta de su marca. Ser original, creativo… no significa, tener un nombre comercial y un logo venido de otro planeta. Usted quiere vender a los terrícolas y no a los marcianos. No tenga prisas, aunque todo llegará… pero de momento, no.

Haga la prueba y antes de lanzar un nombre comercial y un logo, realice un estudio, y a veces, con preguntar a sus amigos, familiares y colegas, es suficiente para saber si su logo y nombre comercial, transmiten su producto o servicio. Y, pregunte a un niño, qué le parece su logo. Tal vez se sorprenda de los resultados. No hay detalle pequeño, ni opinión minúscula.

Y usted ¿Su nombre comercial transmite a qué se dedica con claridad?

 

Emil Serrano.

Consultant Marketing

@Emil_MKG

Blog emil MarKetinG