Yo para ser feliz…

¿Urnas o playa?Toni Subiela, colaborador de Valencia News

Decía la canción de Loquillo y los trogloditas aquello de “Yo para ser feliz quiero un camión”, pero después ver desfilar por la Comisión de investigación del accidente de Metrovalencia a los exconsellers Victor Campos, Juan Cotino y Mario Flores, les voy a proponer a la mítica banda que le cambien el título por: “Yo para ser feliz quiero ser conseller del PP”.

Y es que de conseller popular tienes palmeros que te dicen lo bueno y lo guapo que eres a todas horas, te llevan y te traen en coche oficial, no te pierdes ni un sarao ni medio y, encima, lo mejor de todo, no tienes obligación de saber nada de lo que acontece en tu conselleria y, menos aún, faltaría más, tienes responsabilidades sobre lo que pasa o deja de pasar durante tu mandato.

Algunos pensarán que es muy triste ser un conseller florero y yo les doy la razón, también pienso así. Pero, miren, es lo que había en tiempos del president Camps, consellers floreros, que ni sabían de sus funciones ni se responsabilizaban de nada. En un accidente con 43 muertos y 47 heridos y nadie, absolutamente nadie, es responsable de nada.

Pero es que aún es más sangrante la cosa: se está repitiendo una comisión de investigación después de 10 años y tampoco lo ven extraño, tampoco ven que pueda ser una señal, un pequeño indicio de que algo, alguna cosa, no hicieran correctamente. Al contrario, todo, absolutamente todo, se hizo con la mejor intención y de la mejor manera que sabían. Pues parece ser que esa buena intención y esa manera de hacer las cosas ni fueron suficientes ni apropiadas… Pero, repito, ni les importa ni les preocupa lo más mínimo.

Hace 10 años los miembros de aquel Consell perdieron toda dignidad y cualquier resquicio de honor, que aún hoy siguen sin ser capaces de recuperar. Insisten en dar lecciones cuando no han aprendido absolutamente nada.

Artículo de colaboración de Toni Subiela