170 llamadas por daños o incidencias en árboles

A finales del pasado mes de septiembre la Concejalía de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Valencia puso en marcha dos teléfonos para que los ciudadanos pudieran comunicar daños en los árboles del término municipal o incidencias provocadas por los mismos en la vía pública. Desde su habilitación hasta finales de diciembre se recibieron casi 170 llamadas.

La administración municipal, que tras recibir los avisos envía al personal correspondiente para resolver estas incidencias “con la mayor celeridad”, ha explicado que estos números de teléfono se ofrecen como complemento a las líneas telefónicas que ya existían para dar este tipo de avisos y que continúan funcionando como el 010 -teléfono de información municipal-, 092 -Policía Local- y 112 -Emergencias-.

Uno de los nuevos teléfonos, el 96 357 75 54, está dirigido para comunicar las incidencias que se detecten en los árboles de la zona sur de la ciudad de Valencia -Ciutat Vella, L’Eixample, Extramurs,
L’Olivereta, Patraix, Jesús, Quatre Carreres y Poblats al Sud-, mientras que el otro, el 96 339 37 64, atiende las avisos que se reciben para la zona norte de la capital -La Saïdia, El Pla del Real, Camins al Grau, Poblats Marítims, Algirós, Benimaclet, Rascanya, Benicalap, Campanar, Pobles del Nord y Pobles de l’Oest-.

El horario de atención al público de ambos teléfonos es de 8.00 a 14.00 horas. Al realizar la llamada se establece una línea de contacto directo con el Servicio de Jardinería del consistorio, sin tener que pasar por la centralita, de manera que los técnicos reciban directamente la comunicación de la incidencia y puedan ir a comprobar los avisos con celeridad.

La Concejalía de Parques y Jardines ha explicado que estos dos teléfonos se han habilitado exclusivamente “para detectar anomalías en el arbolado, para avisar cuando un árbol está en mal estado, caído o torcido, o cuando se aprecie peligrosidad por cualquier motivo”. Asimismo, ha resaltado que no están dirigidos al servicio de poda, dado que “ya se sigue una programación habitual por parte de los servicios municipales de poda” para llevar a cabo esta tarea.

CAUSAS DE LLAMADAS

En el primero de los casos, el 64 por ciento de las llamadas fue por falta de poda; el 7 por ciento, por caída de ramas; el 4,6 por ciento, por ramas secas; el 10,2 por ciento, por árbol inclinado; el 13 por ciento, por árbol en mal estado, y el 1,2 por ciento, por estar la acera levantada.

En el segundo teléfono, el de la zona norte, el 51,3 por ciento de las llamas se registró por falta de poda; el 19,1 por ciento, por caída de ramas; el 11 por ciento, por ramas secas; el 8,6 por ciento, por árbol inclinado; el 6 por ciento, por árbol en mal estado; el 2,6 por ciento, por alcorque vacío y el 1,4 por ciento, por acera levantada.

FOTO: AYUNTAMIENTO DE VALENCIA