40 solicitudes de licencia en espera en El Cabanyal

El concejal de Urbanismo, Alfonso Novo, ha asegurado que el Ayuntamiento de Valencia tiene unas 40 solicitudes de licencia en El Cabanyal en espera y que prevé “un incremento” de las peticiones tras el anuncio de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, acerca de que el consistorio “podrá otorgar licencias de manera rigurosa y caso a caso” en este barrio de la ciudad.

En un comunicado, Novo ha instado a “quienes tenían prevista cualquier actuación de remodelación, rehabilitación o actividad” a que “presenten a partir de ahora su solicitud de permiso”.

Ha indicado que esta decisión “viene como consecuencia del inicio de la revisión, reestudio, replanteamiento o la revocación” de la orden dictada por el Ministerio de Cultura, en la época de la socialista Ángeles González-Sinde, que “paralizaba todo el planeamiento de manera desproporcionada en todo el Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integral (Pepri)” de esta zona de la ciudad.

Según Novo, “en este proceso de revisión, lo primero que se ha dicho es que mientras se trabaja en la revocación de la orden, se analice si se puede comenzar a dar licencias de rehabilitación, modificación, restauración y también de actividad”.

A LA ESPERA DE LA CONCRECIÓN DEL MINISTERIO

Según ha explicado, el Ayuntamiento está a la espera de que ese anuncio se concrete por parte del Ministerio de Cultura, de manera que el Servicio de Licencias y de Actividades pueda “dar salida” a todas las peticiones que estaban concluidas, a falta únicamente de aprobar su concesión, y que quedaron suspendidas por efecto de esa orden.

“A partir de ese momento se van a poder autorizar todas”, ha asegurado el edil, quien considera el anuncio “francamente positivo”. “Es el que estábamos esperando”, ha agregado.

Para Novo, “este es el buen camino” y se ha alcanzado gracias a los trabajos pormenorizados de revisión de ambas administraciones.

El Ayuntamiento dispone de más de 10 de millones de euros del llamado Plan Confianza comprometidos para acometer actuaciones en el entorno, además de las subvenciones del nuevo Plan de Ayudas a la Rehabilitación de Viviendas, con fondos del Estado que se canalizarán a través Generalitat, para el centro histórico y el Cabanyal-Canyamelar.