Al rescate de Apolo y Venus

Escultura de Venus de PonzanelliEscultura de Venus de Ponzanelli

Apolo y Venus sí. El Ayuntamiento se ha decidido y va a rescatar estas dos conocidas y reconocidas esculturas del  Jardín de Viveros del vandalismo. Las piezas de Ponzanelli van a descansar, a salvo de mutilaciones, pintadas y la intemperie, en el Museo de la Ciudad. Así lo anunció la concejala de Cultura, Mayrén Beneyto, este miércoles.

No ha pasado un mes desde que la edil contestara en el pleno, a preguntas de la oposición, sobre la postura municipal respecto a la restauración de las esculturas en general de la ciudad. Beneyto explicó que se abordaría cada caso conforme la delegación contara con presupuesto y que no se planteaba la creación de réplicas.

Solo la restauración de estas dos piezas, Apolo y Venus, en proceso actualmente, supera los 10.000 euros de coste. En otros casos las esculturas aparecen mutiladas y sin solución debido a la escasez de presupuesto para la recuperación de las obras de arte en las arcas municipales, dando lugar a estampas ‘dolorosas’ (cuerpos sin cabezas, brazos o dedos) o pedestales de piedra vacíos.

Apolo de Ponzanelli

Apolo de Ponzanelli

Dos más se suman a la lista de huérfanas. Aunque, pese a que en muchas ocasiones vecinos y turistas se ven privados de conocer la historia de las piezas y la relación de la ciudad con ellas y sus autores, al menos en el caso de Venus y Apolo solo se han mudado al palacio del Marqués de Campo.

Es más, lucirán todo su esplendor a partir del próximo mes de febrero, “coincidiendo con la presentación de la exposición de una donación de joyas que ahora se ha recuperado”, según apuntaron fuentes municipales.

A pesar de algunas de las críticas del ámbito vecinal, cultural y turístico, con esta medida el Ayuntamiento ” defiende su política cultural de poner en valor y mostrar a los ciudadanos los fondos municipales”, tal y como indicó  la edil.