Alfonso Novo: “A Rita le quedan cosas por hacer en Valencia”

El PGOU del PSPV sigue obligando al Ayuntamiento a pagar una indemnización de más de 31 millones El PGOU del PSPV sigue obligando al Ayuntamiento a pagar una indemnización de más de 31 millones

Lleva en política casi 20 años y aún no le ha dado tiempo a aburrirse. Alfonso Novo (54 años, licenciado en derecho) ha asumido multitud de responsabilidades en el Ayuntamiento de Valencia: bomberos, protección civil, disciplina urbanística, transporte y ahora urbanismo. Asume con normalidad su encuentro con el alcoholímetro y reivindica el trabajo del grupo municipal del que forma parte.

Barberá será otra vez alcaldesa
“En absoluto me veo como el delfín. Yo soy concejal de Urbanismo como podía ser cualquier otro compañero. Lo más importante es que haya coordinación y sintonía, que tengamos un buen líder como es la alcaldesa. Afortunadamente ella ya ha manifestado que va a continuar. Rita lleva más de 20 años al frente de alcaldía, la transformación de la ciudad este tiempo ha sido gracias a su gestión. Le quedan cosas por hacer y las tiene perfectamente programadas. A quien le preocupa que se presente la alcaldesa es a la oposición, porque es un rival difícil. El futuro de la alcaldesa está decidido, y es que va a ser otra vez alcaldesa”.

La línea roja de Fabra y los cargos públicos
“Es una cosa muy complicada y me circunscribo a hechos concretos. Si en este ayuntamiento hubiéramos actuado en consecuencia ante una imputación habríamos cometido una injusticia. Mi antecesor en Urbanismo, Jorge Bellver, estuvo imputado por una actuación del fiscal que todos teníamos el convencimiento de que no tenía fundamento, y llegó a estar sentado en el banquillo. Pero dos meses después hubo una sentencia favorable. Estas cuestiones hay que tomárselas con cautela. Si hay una condena, desde luego esa persona tiene que dimitir. Pero siempre queda la duda de que si es declarada inocente, ¿cómo le restituyes?”

Independencia de criterio en el PP del Ayuntamiento de Valencia
“Si he visto en mi vida una persona disciplinada con la organización, ésa es Rita Barberá. Tal vez por el hecho de ser alcaldesa de la tercera ciudad de España podría tomar sus propias decisiones. Pero es disciplinada como el que más. Esto no quita otras cuestiones que son de sentido común. Como que una familia, que quiere homenajear a un familiar que saben que está enterrado en un determinado lugar, pueda recuperar su cuerpo. Pero hay que quitarle toda la carga política y demagógica”.

Balance de gestión en la concejalía de Urbanismo
“La actividad en este campo es compleja. Es muy diferente de la delegación de Tráfico. Aquel trabajo, más movido, tenía conflictos diarios que hay que resolver con inmediatez. Urbanismo es una cosa un poco más pausada, más reflexiva. También la crisis ha afectado: no hay tanta obra nueva, la explosión urbanística está más ralentizada. Aún así hay grandes proyectos y tenemos pendiente la revisión del Plan General de Ordenación Urbana. La actuación es más a largo plazo. Pero es un reto apasionante porque lo que hagamos en este área influye en el futuro desarrollo de la ciudad”.

Retos urbanísticos en tiempo de crisis
“Cuando se revisa el Plan General de Ordenación Urbana de una gran ciudad hay que pensar en el desarrollo de la ciudad para los próximos 25 o 30 años. Por eso no se pueden tomar decisiones pensando en el día de hoy, en un momento de crisis económica, ni tampoco en un momento de expansión. Lo que tiene que marcar el PGOU es la posibilidad de desarrollo de una ciudad según el crecimiento que se espera. Como mucho, la ciudad de Valencia podría llegar a los 900.000 habitantes. Lo que queremos hacer es que el desarrollo de los sectores no esté ya marcado para el futuro, sino que cuando llegue el momento de gestionar cada uno de los sectores, se concreten sus necesidades de construcción. Por eso nos estamos retrasando un poco más en la revisión del PGOU”.