Barberá quiere la confianza de los valencianos

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha asegurado este viernes, después de que el Comité Electoral del PP haya confirmado su candidatura para la Alcaldía, que afronta esta decisión con la voluntad de “volver a ser la alcaldesa” y “con ese ánimo” espera obtener la confianza suficiente para cumplir su compromiso con los vecinos de la capital valenciana y “seguir proyectándola como he hecho”. Ha señalado que trabajara para garantizar el futuro y la calidad de vida de los ciudadanos y para darles la “tranquilidad” que reclaman.

“Vengo a volver a ser la alcaldesa de los valencianos. Me presento para reiterar mandato y lograr la confianza suficiente. Quiero volver a ser su alcaldesa. Con ese ánimo de obtener la confianza suficiente, formar equipo de gobierno y cumplir con el programa electoral y el compromiso con los valencianos, para seguir proyectando Valencia como he hecho. Así bajo a la arena, para seguir siendo su alcaldesa”, ha dicho en la rueda de prensa que ha convocado para hablar de su candidatura.

Barberá, que se ha definido como “la decana de los alcaldes de las capitales de provincia” del PP y ha dicho que esto le llena de “satisfacción” tras 24 años al frente del gobierno local, ha agradecido la confianza depositada en ella por la cúpula de esta formación -ha citado a su presidente, Mariano Rajoy, del que ha hablado como “amigo personal”, y a su secretaria general, María Dolores de Cospedal– para seguir encabezando su lista en Valencia y darle “una nueva oportunidad”. Tras ello, ha aseverado que responderá a esa confianza con todo su “esfuerzo y entrega, al servicio del PP y, sobre todo, al de los valencianos”.

La responsable municipal ha recordado que hace 24 años Rajoy como vicesecretario de Organización y José María Aznar como presidente del partido le convencieron para que fuera candidata a la Alcaldía y “seis elecciones después, 24 años después” y con el primero como presidente de los ‘populares’ es de nuevo designada como aspirante al gobierno municipal de Valencia.

La alcaldesa ha apuntado que estos años han sido “los más felices” de su “vida de valenciana” y los ha definido como “años de mucha madurez, experiencia, muy fructíferos y muy positivos”. Ha señalado que “también ha habido sombras”, pero “prevalece lo positivo y la magnífica transformación de Valencia que disfrutan los valencianos por el trabajo conjunto” realizado. Rita Barberá ha subrayado que esa labor “se ha hecho con absoluta normalidad, sin ningún tipo de tropelías”, sin que “nadie se haya enriquecido” y con “todo el equipo de gobierno entregado sin límite al trabajo” por la ciudad.