Bonig está tranquila con la investigación del accidente de metro

La portavoz de PPCV en les Corts Valencianes, Isabel BonigLa portavoz de PPCV en Les Corts Valencianes y presidenta del PPCV, Isabel Bonig

 La consellera de Infraestructuras, Territorio y Vivienda, Isabel Bonig, ha expresado su “total y absoluta tranquilidad” en la investigación del accidente de Metrovalencia que en julio de 2006 costó la vida a 43 personas y provocó heridas a otras 47. Así, ha pedido dejar trabajar a la justicia y ha ofrecido la “colaboración total y absoluta” por parte de la Conselleria y de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

   Bonig se ha expresado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de las Corts, al ser preguntada por la decisión de la jueza que investiga el accidente de Metrovalencia de citar a declarar como imputados a tres directivos de FGV que participaron en 1999 en el proyecto de colocación de balizas de control de velocidad en la Línea 1.

   La titular de Infraestructuras ha expresado el “respeto total y absoluto a la investigación judicial y a los tiempos de la justicia”. “Nosotros siempre hemos colaborado, y seguiremos colaborando”, ha resaltado la consellera, quien ha pedido “a todas las partes y a todo el mundo respeto a las decisiones judiciales”, ya que “en un estado de derecho y de separación de poderes se debe dejar a la justicia trabajar”.

   Inquirida por si tienen tranquilidad y confianza, ha respondido afirmativamente. “Total y absoluta porque nunca se ha ocultado nada, se ha dado toda la información y siempre ha habido ganas de colaborar con la justicia”. Por lo tanto, ha indicado que se trata de tres nuevas citaciones, “como se está citando a otros trabajadores de FGV”.

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

   Asimismo, ha subrayado que la imputación “es una garantía procesal”. “Acudirán los directivos y el proceso finalizará como tenga que finalizar”, ha destacado Bonig, quien ha instado a respetar la “presunción de inocencia”.

   Respecto a estas imputaciones, ha dicho que no pueden estar “ni a favor ni en contra, porque las decisión judiciales no se cuestionan”. “Hasta que no haya resoluciones firmes hay que ser producentes y dejar trabajar a la justicia, no someterla a ningún tipo de presión y no estar comentando continuamente, porque al final se hace un daño importante al sistema judicial y a la separación de poderes”.