Camps: “No hubo ‘cosas extrañas’ en Nóos”

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha afirmado este martes, tras prestar declaración por segunda vez como testigo en el ‘caso Nóos’, que “nadie puede decir que nadie haya tenido ningún tipo de cosa extraña en relación con estos eventos (los Valencia Summit) o con cualquier otro tipo de eventos que se han ido realizando estos años”. Camps estaba citado a las 10.30 horas en su despacho del Consell Jurídic Consultiu para testificar ante un secretario judicial de Valencia.

El objeto del interrogatorio era la gestación de los Valencia Summit organizados en 2004, 2005 y 2006 por el Instituto Nóos y por los que esta entidad percibió alrededor de 3,6 millones de euros públicos, parte de cuyo destino está siendo investigado. En esta ocasión, Camps ha tenido que responder a unas 25 preguntas formuladas por el PSPV, que ejerce la acusación popular, y los abogados del Duque de Palma Iñaki Urdangarin y del que fuera director general de la Ciudad de las Artes y las Ciencias José Manuel Aguilar.

Su primera declaración, el 1 de febrero, giró en torno a las preguntas formuladas por el ministerio fiscal y por la acusación particular, Manos Limpias, y en ese momento negó que hubiera mantenido una reunión en el Palacio de la Zarzuela con Urdangarin para hablar de la celebración de los Valencia Summit, así como que se hubiera reunido con él o con su socio en cualquier otro lugar.

Ahora, en su nuevo testimonio, ha seguido la misma línea, tal y como él mismo ha definido ante los periodistas: “ha sido una testifical en la misma línea. Preguntas normales, respuestas normales; y solución y situación equilibrada, sensata y responsable”. Interpelado en ese momento por si había recuperado la memoria, puesto que en la primera ocasión dijo no recordar la mayoría de las cuestiones, ha respondido: “la memoria nunca la he perdido. Las cosas que no se recuerdan es muy difícil recordarlas“.

 

Actividades “al máximo nivel”

Camps ha defendido que la Generalitat Valenciana “ha actuado siempre bajo el imperio de la ley, buscando el interés general”, y ha asegurado que “nadie ha podido demostrar que nadie haya actuado desde la administración pública con ningún otro interés que no sea la Comunitat; nadie en tres años y pico de instrucción”, ha puntualizado. En esta línea, ha agregado: “nadie puede decir que nadie haya tenido ningún tipo de cosa extraña en relación a estos eventos y a otro tipo de eventos o de propuestas que se han ido realizando durante estos años”, ha aseverado.

“Nadie absolutamente en estos momentos es indicado por nadie de haberse beneficiado directa o indirectamente por nada. Aquí lo que ha habido es mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucho interés en hacer que la Comunitat sea un gran territorio, que se hiciese lo mejor, que vienese lo mejor, y que se hiciesen actividades siempre al máximo nivel”, ha agregado.

Por ello, ha destacado que confía “plenamente” en la administración autonómica, en la local, “y en todas las personas que han llevado adelante cada uno de los proyectos”. La “única pena”, ha añadido, es que “al final se tengan que explicar estas cosas en un ámbito tan estridente o tan complicado a veces, porque todo es mucho más facilmente explicable”, ha apostillado.

 

Preguntas del PSPV

El PSPV ha centrado sus preguntas en las declaraciones prestadas anteriormente tanto por Urdangarin como por el vicealcalde en el Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau. El primero manifestó que hubo varias reuniones en Valencia con Camps para explicarle el proyecto; y el segundo señaló que Urdangarin o su exsocio Diego Torres se reunieron “con el presidente”.

Así, los socialistas se han interesado por si es cierto que se reunió con Urdangarin, y de no ser así, le ha pedido que explique si existe algún motivo por el que el Duque de Palma quisiera manifestar que se reunió con él en falso, al igual que también declaró Grau. Además, se le ha preguntado por una carta dirigida por Urdangarin a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en la que se le puso en copia. En concreto, se le ha interpelado por si recibió esa carta, por si la respondió, y por cuál es la razón por la que se le remite.