Catalá dice que el PPCV no hablará de corrupción sino de “limpieza”

Mª José Català, portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts

María José Catalá, la presidenta del Comité Electoral del PPCV, ha avanzado que la formación popular valenciana tiene pensado hacer una campaña electoral “muy pegada al terreno” y centrada “en el futuro“. Así, ha apuntado que no van a hablar de corrupción “sino de limpieza” porque “explicar el pasado está ahora en manos de los juzgados”.

Catalá, que es además consellera de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Consell, en una entrevista a Europa Press, ha explicado que el PPCV afronta una campaña electoral en la que tendrán que explicar los resultados de la gestión del Gobierno valenciano, a la que le ha dado una puntuación de entre un siete y un ocho. “Regeneración y recuperación” es el resumen que hace de estos cuatro años.

“Haremos una campaña sencilla y pegada al terreno, yendo personalmente a la gente” a la que se le transmitirá que “se ha hecho lo mejor posible en el peor momento”.

Entre los asuntos que deberán explicar se encuentran los casos de corrupción que afectan al PP valenciano. En este sentido, ha defendido que el presidente Alberto Fabra “le ha dado la vuelta al partido” con unas líneas rojas contra la corrupción que le han valido algunos enfrentamientos con dirigentes populares en la Comunidad.

A pesar de estas cuestiones, Catalá afirma que el PPCV llega cohesionado a las elecciones. “Se han pasado etapas difíciles” y la política de línea roja “ha provocado debates y problemas internos. Pero, superada esa fase todos nos hemos dado cuenta que era lo correcto y lo único que podía hacer Fabra y, desde luego, lo que hubieran todos en su puesto”. “Estoy convencida de que todos hubieran hecho lo que Fabra en su puesto”, ha declarado.

María José Catalá ha afirmado que la gestión que se ha hecho tanto en el partido como el en gobierno “no ha sido una enmienda” al anterior ejecutivo de Francisco Camps, sino que se explica con que “en contextos distintos se precisan medidas distintas”. Antes “la tolerancia a la corrupción era diferente y se aplicaban medidas distintas”, ha precisado.

“La gente necesita un cambio en la política española”, ha considerado Català, quien, de cara a la próxima legislatura ha apostado por un cambio en el Código Penal, con “más aperturismo” en los partidos y participación” en la elaboración de listas electorales y establecer una limitación de mandatos.

“RECOMPENSA”

El PPCV presentará sus listas a las elecciones autonómicas después de las fiestas de pascua –la fecha límite es el 20 de abril–. Català ha indicado que aún no están cerradas y que desconoce su composición porque “dependen exclusivamente del presidente” Fabra, quien “tiene todo el derecho del mundo a hacer su proyecto político y a elegir a las personas que se adecuen a ese proyecto”. Al respecto, se ha mostrado segura de que “habrá consenso”

En este sentido, ha comentado que no le consta que el expresidente de la Generalitat Francisco Camps haya solicitado ingresar en el Parlamento valenciano.

Català estuvo en las quinielas como posible candidata a encabezar la lista del PPCV en estas elecciones, aunque al final la dirección nacional depositó la confianza en Alberto Fabra. A juicio de la consellera “es muy justo que sea Fabra el candidato porque se lo merece” y porque “todo el esfuerzo que ha hecho tenía que tener su recompensa”.

EL RESTO DE PARTIDOS EN UNA PALABRA

El 24 de mayo el PPCV se enfrenta a unas elecciones en las que, tras más de 20 años puede perder la mayoría absoluta. En este contexto, Catalá ha declarado que “no hay nada perdido” porque “mucha gente aún no ha decidido su voto”. De hecho, la elección “llega hasta el día de antes o el de las mismas elecciones”, por lo que “hay partido”.

Si hubiera que definir en una palabra a las formaciones con las que se juega el partido, Catalá califica al PSPV de “antiguo”, a Podemos de “irresponsable”; a UPyD como un partido “de saldo”, y a Ciudadanos de “oportunistas”.

En este punto, se ha explayado un poco más en calificar al PSPV como una partido que le “evoca los años 80”. Así, lamenta que los socialistas se encuentren en plena “diáspora” y también que hayan dejado que le “coman la tostada” otras formaciones de la izquierda, y haya “renunciado al centro izquierda”. “Su debilidad es preocupante”, ha añadido.

Del candidato de Podemos, Antonio Montiel, ha indicado que “ha tocado todos los palos, políticamente, y ahora está donde ha encontrado hueco”. En cuanto a los vaivenes del candidato de UPyD, Toni Cantó, lo ha comparado con Grouxo Marx: “Estos son mis principios y si no le gustan los cambio”, ha dicho.

SU OJITO DERECHO, LA CONSELLERIA DE EDUCACIÓN

Por otro lado, de su gestión como portavoz, ha dicho que extrae un sentimiento “muy positivo”, aunque reconoce que es una tarea “muy dura”. “Ahora bien, la Conselleria de Educación es mi ojito derecho”, ha confesado Català, quien ha dicho que le despierta un “instinto maternal” para “protegerla de la politización, la ideologización y las medidas banales”.