Ciudadanos presiona a sus concejales para que gobierne el PP

punset-ciudadanos-newsfm

Ciudadanos presiona a sus concejales para favorecer gobiernos del Partido Popular. Carlos Albert, concejal de Torreblanca del partido presidido por Albert Rivera, ha denunciado este lunes en el programa AP7 de NewsFM las formas y distintas varas de medir de la formación a la que representa.

Los resultados de las elecciones del pasado 24 de mayo designaron 5 regidores al PP, 4 al PSOE, 2 a la Compromís y sendos a la formación de Albert. “Antes de los comicios se nos dijo que teníamos libertad de voto. Nuestro lema en campaña fue: vota por el cambio. Y mi palabra va a misa”. La democracia hizo que de los votos de Ciudadanos, el cambio en esta localidad castellonense fuera posible. “Eso hicimos. Si pedíamos el voto por el cambio, nuestra decisión fue apoyar la lista más votada que posibilitara el cambio. No quisimos ni entrar a formar parte del equipo de gobierno, a pesar de las ofertas. Hemos cumplido nuestra palabra”, afirma un orgulloso Albert.

A medida que el reloj se acercaba a la votación del alcalde el representante de C’s afirma que “desde el PP de Torreblanca se telefoneó a los directivos de su formación a nivel provincial y su presidente, Javier Moliner, hizo lo mismo a la cúpula de Ciudadanos y un día antes de la proclamación del nuevo alcalde, recibieron la visita de dos pesos importantes que les ofrecieron cuatro posibilidades con tal de que el PP mantuviera en su poder esta localidad de la Plana Alta: votar al PP, votarse a ellos mismos, abstenerse o dejar sus actas de concejales”. “El PP estaba dispuesto a darnos la alcaldía y, en pocas palabras, en su caso, darnos un cheque en blanco con tal de no perder Torreblanca”. Valbuena afirma ser muy claro ante la cuarta opción que les ofrecieron a los dos concejales de C’s: “¿y si yo dimito qué? El tercero aceptará, o el cuarto, quinto…” afirmaron los directivos de Ciudadanos Castellón según Albert. “No contaban que nosotros no buscamos interés personal en política, somos gente de principios y eso hemos hecho: cumplir la palabra”, ha sentenciado.

Resulta paradójico que la actitud disciplinada -según campaña y programario- de los concejales de Torreblanca lleve a la dirección de Ciudadanos a estudiar su expulsión, pero no la del concejal de Gandia que sí que ha firmado un pacto de gobierno para desplazar al popular Arturo Torró de la alcaldía; no sólo eso. El gandiense también abogaba por “un cambio”. Concretamente el lema de campaña era ‘El cambio está en tus manos‘. Y con su voto decisivo, Ciro Palmer ha decidido dar la alcaldía al PSOE y entrar en un gobierno junto a Més Gandia (formación que agrupa a Compromís, Esquerra Unida i Esquerra Republicana del País Valencià). ¿Ciudadanos compartiendo gobierno con independentistas? Sí. En Gandia se ve que todo es posible, pero en Gandia dice Albert “como es un núcleo grande no pasa nada. A nosotros, los directivos de Castellón nos han dicho que importan las generales”. Y atendiendo a lo expuesto, programas y promesas en negro sobre blanco, Rivera repudia a Esquerra Republicana de Catalunya públicamente, pero permite que su concejal ‘saforenc’ se alíe con el mismo perro y mismo collar.

“En la provincia de Castellón hay muchos intereses y creo que la cúpula de Ciudadanos está muy próxima al Partido Popular. Aquí, igual sí valdría lo de la marca blanca del PP. Su actitud no es normal”. A la pregunta de ejemplos concretos desde estudio, Albert expuso dos: la dimisión del alcalde del PP de Vinaròs poco antes de las elecciones y su posterior aparición como cabeza por la formación con sede en Barcelona y el caso de Susana Marqués, alcaldesa de Benicàssim gracias a la abstención de C’s.

“Si buscáis en internet podréis ver mucho sobre la alcaldesa de Benicàssim”, aseveraba Albert. Y en directo, así se hizo. Susana Marqués aparace como imputada por prevaricación y malversación de fondos públicos, cabeza de lista del Partido Popular -cuando las listas populares teóricamente estaban libres de pecado según Alberto Fabra- y alcaldesa de Benicàssim gracias a la abstención de la formación naranja.

Tras la explicación del concejal de Torreblanca y leyendo el ideario de C’s: “Separar de inmediato de cualquier cargo, ya sea público o de partido, a cualquier persona que resulte imputada en un caso de corrupción política hasta la resolución completa del procedimiento judicial”. “No se entiende que la formación españolista no haya abierto expedientes o expulsado al concejal de Benicàssim por permitir presidir el ayuntamiento a una imputada y al de Gandia por compartir poder con independentistas cuando predican lo contrario”,afirma Albert.

Dadas las circunstancias, preguntado por quién pedirá el voto o votará en las próximas elecciones generales, el todavía edil de Ciudadanos ha sido rotundo: “no pediré el voto ni votaré a Ciudadanos”.

A pesar de los magníficos resultados obtenidos por la formación que alentaba a Carolina Punset a presidir la Generalitat, Albert se siente “decepcionado y defraudado porque parece que viva en otro planeta. Punset no nos conoce, ni tan sólo hemos recibido una felicitación por los resultados que hemos tenido”. “Estoy muy defraudado, me siento estafado”, afirma. “Visto lo visto, el desaire de C’s, el calor y apoyo de los vecinos y tras el ofrecimiento de la nueva alcaldesa de Torreblanca, entraremos en el gobierno para trabajar por los míos, por mi pueblo, por lo que creo, que precisamente no son siglas políticas”, remata.

En el momento de escribir este artículo, los ediles de C’s de Torreblanca siguen siendo militantes de la formación. Hay que recordar que por el número de concejales de las formaciones en un determinado partido judicial salen los diputados provinciales. ¿C’s los mantiene para sumar concejales y asegurarse diputados provinciales? En este caso, ¿luego los expulsará como en L’Alcora? ¿Por qué en Gandia la formación nacionalista española pacta con la independentista catalanista y no pasa nada? ¿Por qué, en contra de su ideario, facilita el gobierno a personas imputadas? ¿Expedientes X?