Compromís reclama la condena para “el asalto a la III Flotilla de la Libertad’

El grupo parlamentario Compromís ha presentado este lunes una Proposición No de Ley para que las Corts Valencianes condenen “el asalto a la III Flotilla de la Libertad’ que pretendía romper el bloqueo marítimo al pueblo palestino así como el bloqueo marítimo y económico al que Israel somete al pueblo de Gaza y a toda Palestina”.

Con esta iniciativa, Compromís quiere que el parlamento valenciano “también afiance su solidaridad con el pueblo palestino que lleva padeciendo casi 65 años de despojo, limpieza étnica, colonización, apartheid, y la ocupación militar más larga de la historia contemporánea”, según ha informado en un comunicado.

La diputada de Compromís Isaura Navarro ha afirmado que el hecho de que el ejército israelí “vulnere con total impunidad la normativa internacional para asaltar un barco que pacíficamente surca las aguas internacionales no puede dejarse sin respuesta. Las nuevas Corts deben ser un referente en la defensa de los derechos humanos y de la lucha contra las injusticias allí donde existan”.

Para la parlamentaria de Compromís, “las Corts Valencianes deben pronunciarse condenando el bloqueo marítimo al que se somete la población palestina residente en Gaza, impidiendo la llegada de ayuda humanitaria y vetando la pesca de la población en sus propias aguas, siendo Gaza la única puerta al mar de Palestina”.

La proposición no de ley de Compromís también insta al Consell a “trasladar a todas las instancias nacionales e internacionales competentes la condena a la vulneración del derecho internacional y la condena a la impunidad del ejército israelí al asaltar un barco en aguas internacionales”.

Asimismo quiere que el Consell “inste al Gobierno del Estado a llevar a cabo las actuaciones necesarias para conseguir que la ONU y la Unión Europea se pronuncien sobre este hecho, condenando el bloqueo marítimo y económico y obliguen al gobierno israelí a poner fin ambos bloqueos”. Para Compromís, el nuevo Consell “debe ser una herramienta para proteger a los más débiles, como es el caso del pueblo palestino que sufre la asfixia del estado israelí”.