Convierten a Rita en videojuego

El personaje de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, del proyecto Rita Attacks.El personaje de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, del proyecto Rita Attacks.

Rita Attacks. Así se llama el proyecto de cinco estudiantes del Máster Artes Visuales y Multimedia de la Universidad Politécnica de Valencia que verá la luz el próximo mes de mayo. Y no de cualquier forma: sobre una fachada del Cabanyal, a través de la técnica de video mapping y que permitirá la interactuación del público en la calle.

Se trata de uno de los tres trabajos realizados para la actividad bautizada Iluminando El Cabanyal, como conclusión de varias asignaturas del máster, pero coordinada desde la asignatura Metodología de Proyectos, por las profesoras Mª Jose Martinez de Pisón y Amparo Carbonell. En la tarde de este jueves se presentaron en Aula de Cultura La Llotgeta, pero no será hasta la primavera cuando podamos verlos plasmados allá para donde fueron creados, los muros del barrio.

Detrás de Rita Attacks están José Altamirano Martínez, Ainoa Salas Richarte, Guillermo Lechón Esteban, Patricia Margarit Castelló y Joaquin Gil Royo. Los estudiantes se decantaron por el desarrollo de esta especie de videojuego efímero, haciendo uso del video mapping interactivo (técnica que debían aplicar y estudian), para cumplir con las premisas del planteamiento docente: “nociones de ciudad, urbanismo, participación ciudadana, pensamiento crítico y democracia, como elementos activos de un paradigma cambiante y siempre en construcción”.

Desde el formato de videojuego de 8 bits, esta propuesta “pretende que los participantes a través de su voz tomen conciencia de la necesidad de la unión ciudadana”, según explicaron sus creadores a VLC News. Es decir, los protagonistas serán los propios espectadores que, a través de sus sonidos y su unión, podrán paralizar o hacer andar a la alcaldesa venida a avatar en su camino.

Otro de las iniciativas presentadas es la titulada Cabanyal Sense Map, desarrollada y defendida por los estudiantes Francisco Javier Robles Garrido, Daniel López Portillo, Eamy Ignacio Lapaix, Florencia Maria Piñon Pereira Dias, Paula González Garzón, Laura Rodrigo García.”Se basa en la apropiación y recopilación de datos multimedia que guarden relación con los habitantes de El Cabanyal-El Canyamelar, con los que se creará una psicogeografía audiovisual colaborativa en una de la fachadas”.

Recreación del video mapping de CabanyalSenseMap.

Recreación del video mapping de CabanyalSenseMap.

 

El tercer trabajo del que hablamos es Disruptive, creación de Carlos Gómez Ortí, Julio Sosa Martínez, Alex García Saurí, Luis Urquieta Robles, Germán Torres de Huertas. “Es un mapping que contempla El Cabanyal como una cápsula geográfica, donde se ha preservado una identidad al margen de la evolución del resto de la ciudad. Desde una estética abstracta, nuestro mapping, supone un repositorio de otras intervenciones artísticas en el medio local… Una cápsula dentro una cápsula“, explicaron.

Figuración del proyecto Disruptive.

Figuración del proyecto Disruptive.

 

Cada una de estas propuestas se presentarán en una especie de festival expositivo en fachadas localizadas en la calle Barraca, a lo largo de una sola tarde-noche de mayo, aunque todavía está por decidir la fecha exacta. Poner en marcha todo este entramado es bastante costoso, no sólo en lo económico, también en el despliegue de medios y mecanismo. Para poder proyectar se necesita el permiso de los vecinos para invadir sus viviendas y trabajar desde sus ventanas y balcones. Todo está en marcha

Pero ¿por qué El Cabanyal y no cualquier otro punto de la ciudad como lienzo? “Es un barrio muy vinculado con la Universidad y también con sus estudiantes, ya que muchos de ellos viven por la zona durante sus estudios. Y el proyecto parte de la iluminación, el video mapping es uno de los medios, pero jugamos con la metáfora de poner luz sobre asuntos que existen, hacer más visible aquello que necesita nuestra atención y participación como sociedad“, explicó a este periódico Amparo Carbonell.

Al fin y al cabo, continuó la profesora, “el arte es el mejor arma para la implicación de la ciudadanía” y sus alumnos están dispuestos a demostrarlo removiendo arte y conciencia, provocación y estética, intención y sorpresa.