Da lo mismo el Rector que salga en la Universidad de Valencia

El Servef i la Universitat de València dissseyen una guia per ajustar les polítiques d'ocupació a la realitat local i comarcal

Frente a todos los datos que demuestran el fracaso del sistema universitario español, la Universidad de Valencia acude a las elecciones con unas propuestas de los candidatos que obvian los errores y dedican su programa a contentar a los electores.

Al rectorado de la Universidad de Valencia se presentan el actual rector, Esteban Morcillo y el aspirante Vicente J. Martínez en una pugna que apenas ha levantado los ánimos del campus y que por tanto quedará resuelto hoy sin apenas mayor debate.

En esta campaña no han salido ninguno de los temas fundamentales que asolan el sistema universitario, como si el fracaso de la universidad española, los estudiantes y la escasa competitividad de los profesores de la Universidad de Valencia no fuera con los candidatos.

Aunque tal como está construido el sistema electoral, los candidatos a rector en la universidad española son prisioneros de los grupos de electores, de manera que solo pueden moverse entre los grupos de interés a los que dicen representar.

No hay pues lugar para cualquier autocrítica de la universidad y sus resultados en una sociedad cambiante y necesitada de análisis y nuevas áreas de conocimiento.

 

EL MODELO EDUCATIVO QUE VIENE

No hay ninguna universidad española y mucho menos valenciana en las 200 universidades más importantes del mundo. Y eso se nota entre los estudiantes. La frase de la generación mejor preparada de toda la historia es cierta comparada con la anterior, pero falsa a la hora de compararla con las de otros países con los que tienen que competir. Un universitario valenciano antes competía con uno de Valladolid o de Sevilla, ahora compite con uno de California o de Shanghai, donde están los mejores estudiantes del mundo.

Estamos en la cola en matemáticas, en ciencias, lectura y otras habilidades, como son por ejemplo los idiomas. No hay incentivos (no solo medios) para la investigación y muchos menos para buscar la excelencia. Gran parte de los catedráticos están a defender su presupuesto y su área de influencia.

Los estudiantes que salen de nuestras universidades no saben construir un argumento, escribir o hacer presentaciones en público, como dice Luis Garicano. No tienen autonomía para pensar y su trabajo sigue siendo memorístico, lo que choca con una sociedad que cada vez es más analítica y descentralizada.

Y esto ha provocado un conglomerado de intereses entre parte de los profesores de estas universidades, que defienden su parcela y método, ganada con decimonónicas oposiciones, y los propios estudiantes, que se mueven cómodos en ese ambiente que sigue parecido al de aquella Casa de la Troya  que noveló Alejandro Pérez Lugín en 1915. El universitario quiere apuntes para copiar no conocimientos para analizar.

 

PROPUESTAS DE LOS RECTORES

Frente a esta situación, la propuesta  de los candidatos llama a la atención por su pobreza de miras.

Vicente J. Martínez  habla de mejorar la gestión, transparencia, austeridad, participación, cambio de rumbo (¿?), dignidad, ética y evitar tanta burocratización. Ni una palabra de reconocimiento de los males que sufre de verdad la Universidad de Valencia, a la vista de los resultados ante la sociedad y en comparación con otras.

Esteban Morcillo se envuelve en la bandera de la autonomía para defender la universidad contra los ataques, pide más dinero (como si ese fuera de verdad el problema), culpa al Ministerio y hace una campaña bajo el lema “Más y mejor universidad pública”.

Morcillo propone más sueldos para PDI y PAS y llega a proponer un cambio del sistema productivo de la sociedad valenciana sin aclarar cómo cambiara la Universidad de Valencia para conseguir ese cambio del sistema.

La Universidad de Valencia ha celebrado sus elecciones a Rector ajenos a lo que está pasando en el mundo, con lo que nuestros estudiantes están condenados a seguir en la cola de los universitarios de la OCDE. Con lo que cuesta una Universidad…