Dibujan a Sanidad como el exterminador de la Fe

En la tarde de este martes tendrá lugar una nueva manifestación por la recuperación de la antigua Fe. Los convocantes, la Comisión Cívica Por un hospital digno, ha escogido para la ocasión un llamativo cartel, con una composición de imágenes que tiene como telón de fondo el edificio; una muchedumbre de manifestantes, en la base; y “el exterminador”, sierra mecánica en mano”, en la parte superior, amenazando partir el complejo -como el corazón que hace tiempo la plataforma utiliza como logo-. Es, claramente, la Conselleria de Sanidad.
Cartel de la manifestación número 31 por la recuperación del hospital.

Los carteles que la comisión y asociaciones colaboradoras reparten por el  barrio de Campanar para convocar la cita, que se repite cada mes desde hace tres años, se han ido recrudeciendo con el tiempo. La ruta sigue siendo la misma, partiendo desde la rotonda entre las avenidas Burjassot y Campanar, a las 19.30 horas.

“En Fallas, a doble página, el conseller de Sanidad –Manuel Llombart– volvió a amenazar con derribar la Fe de Campanar”, afirman desde la comisión cívica. “Esos edificios son un símbolo. Si consiguen derribarlos, harán lo mismo con lo que queda de la Sanidad Pública valenciana“, continuaron.

Las posturas vecinal y la administrativa están enfrentadas, pero todavía queda recorrido para que, en caso de decidirse, se pueda llevar a cabo la demolición y desaparición total del edificio. Por el momento, se han ido cerrando alas y servicios que han sido trasladados a la nueva Fe de Malilla.

Pero este trasvase no es rentable ni satisfactorio para 330.000 vecinos que tenían como referencia el de Campanar. Lo que se denomina el séptimo departamento sanitario y que comprende todo el arco norte de la provincia de Valencia, poblaciones fuera de la ciudad y los barrios de Orriols, Torrefiel, Benicalap, Campanar, Nuevo Campanar y el río.

Además, los terrenos son propiedad del Estado y todavía está pendiente una reunión para tratar el asunto y esclarecerlo, según las últimas declaraciones al respecto del propio president de la Generalitat, Alberto Fabra. Por lo que las aspiraciones de Llombart de dar una salida inmobiliaria y comercial al espacio tras la demolición del complejo, todavía está por ver.

Ante estos persistentes anuncios de desaparición progresiva de la antigua Fe, la comisión cívica que reclama su recuperación afirmó a VLC News sentirse “contrariada” y ven en las palabras del conseller una “alarma pública para conseguir una estampida ciudadana”. Los manifestantes, por su parte, anuncian que no abandonarán la causa y seguirán con las reivindicaciones, que incluyen la creación de un mapa sanitario para comprobar las necesidades y carencias reales de servicio por zonas y distritos.

 Manifestantes por la recuperación de la antigua Fe.