Dirigentes del PPCV piden consenso para escoger al secretario general

El exconseller Serafín CastellanoEl exconseller Serafín Castellano

Dirigentes del PPCV han expresado la necesidad de que la persona que tenga que coordinar la acción del partido en el tiempo que queda para llegar a las elecciones autonómicas y municipales del próximo año, cuente con el consenso de los barones provinciales de la formación ‘popular’ valenciana: Javier Moliner en Castellón, Alfonso Rus en Valencia y José Císcar en Alicante.

Así se han pronunciado distintos dirigentes del PPCV de las tres provincias consultados por Europa Press ante los cambios anunciados por el partido por el presidente, Alberto Fabra, tras los resultados de las elecciones europeas del pasado domingo y entre los que se apunta al relevo de Serafín Castellano al frente de la secretaría general.

Las fuentes consultadas han insistido en que, tras los resultados de los comicios europeos, donde los ‘populares’ han perdido cerca de medio millón de votantes, es necesario movilizar a las bases. Como el tiempo es oro, abogan por “dejar de lado los personalismos” y acordar un nombre que sea capaz de “poner las pilas” al partido.

En este sentido, han señalado la importancia del encuentro anunciado por el presidente de la Generalitat y del PPCV, Alberto Fabra, con los tres dirigentes provinciales, y con otros destacados miembros de la formación, como la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, supuestamente para consultar este movimiento orgánico.

Algunos de los dirigentes, incluso de fuera de la provincia de Valencia, consideran que quien más peso tiene a la hora de proponer un recambio para el actual secretario general del PPCV, Serafín Castellano, es Alfonso Rus. En este sentido, miembros de su entorno aseguran que el presidente provincial acudirá al encuentro con Fabra y sus homólogos en Castellón y Alicante, con “humildad” y con el objetivo de “hablar con todos”.

Aunque no se han pronunciado por nombres concretos para ocupar la Secretaría General, consideran que la actual consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, cumpliría con el perfil requerido ahora mismo para levantar los ánimos del partido y movilizar a las bases y además, mantiene una buena relación con los tres barones.