Editorial. 25 de abril, Felipe V sigue del revés: de lo simbólico a la praxis

En breve se cumplirá el primer aniversario de la coronación de Felipe VI como monarca de los reinos de España, siguiendo la vieja denominación que los poseedores de la corona española utilizaban. Y tal día como hoy, 25 de abril, los valencianos recordaremos que ya son 308 años desde la derrota de Almansa, el principio del fin… Poco después vendría el “Decreto de Nueva plana” y su humillante inicio <<por justo derecho de conquista…>>. Aquellos lodos provocaron que un valiente bibliotecario se atreviera a colocar del revés el cuadro del primer Borbón que asumió el título de rey de Valencia. Sí, Felipe de Anjou, fue despiadado con nosotros en su represión de los perdedores y sobre todo en la amputación de las libertades políticas y culturales del Pueblo valenciano, aunque algunos dirán que fue ha pasado mucho tiempo y no se puede vivir en el pasado. Pero el agravio continúa, o peor, se ha actualizado: perdemos capacidad financiera –económica en definitiva- al entregar nuestra históricas entidades bancarias (Bancaixa, CAM o Banco de Valencia) a Madrid y a Barcelona, las inversiones para proyectos consolidados no llegan (Corredor mediterráneo), nuestra cultura es invisibilizada y cuando –aun con la boca pequeña- se reclama la deuda histórica se nos dice aquello de que “ahora no toca”.

 

Aprovechemos la triste efeméride para arrancar a nuestros políticos el compromiso de enmienda de la injusticia y para que no suene a hiriente ironía la estrofa del himno del Mestre Serrano que habla de ofrendar glorias a España. Por cierto, que al monarca actual bien poco le costaría pedir disculpas en nombre de su antepasado y tocayo por tanto sufrimiento y así poder darle la vuelta de una vez a la situación.

 

FOTO: Museu de l’Almudí (Ajuntament de Xàtiva)