El alcalde de Jávea dice que el Montgó “se abandonó a su suerte” y pide responsabilidades

El alcalde de Jávea, José Chulvi, ha manifestado que la zona del incendio declarado en el Parque Natural del Montgó “se abandonó a su suerte”, dejando la contención del fuego en manos de los medios locales, compuestos en su mayor parte por voluntarios, según ha recogido en un comunicado el consistorio de esta localidad.

Chulvi ha declarado que esta percepción la tienen “los que estuvimos en la plana la tarde noche del jueves” y ha asegurado que “ahora está avalada por los informes de la Policía Local y del departamento de Medio Ambiente”.

En este sentido, el primer edil de Jávea ha calificado de “descoordinadas” las labores de extinción, y ha agregado que “siguieron unas directrices poco explicables”. Por ello, el alcalde socialista ha avanzado que pedirá explicaciones tanto en las Corts Valencianes como en la Diputación de Alicante del por qué de la falta de suficientes medios aéreos y de “la poca cooperación del Ministerio de Medio Ambiente y Agricultura”, a quien ha acusado de negar el envío de hidroaviones de gran capacidad.

Asimismo, Chulvi se ha preguntado por qué el Puesto de Mando Avanzado (PMA) se trasladó sin explicaciones a un lugar de Dénia desde el que no se visualizaba el Cabo de Sant Antoni ni dio respuesta a las peticiones periódicas de ayuda que la Policía Local de Xàbia realizó durante toda la madrugada del jueves al viernes avisando de la progresión del fuego. “Fui testigo de cómo la Policía se desgañitaba reclamando medios al PMA durante toda la noche y no se envió ningún refuerzo”, ha denunciado.

“Nadie puede estar satisfecho ni orgulloso” de los resultados del operativo en el Montgó, según el primer edil, sino que “tienen que depurarse responsabilidades de lo ocurrido y, de forma inmediata, revisar totalmente los protocolos de actuación y evacuación de la zona para impedir que vuelva a vivirse una situación de peligro similar”.

El alcalde de Jávea ha agradecido la ayuda de los cuerpos de seguridad locales, voluntarios y vecinos en la extinción del incendio. Además, ante la colaboración que ofrecen “muchos ciudadanos” para reforestar el paraje natural, el consistorio ha desvelado que canalizará esta cuestión a través de un apartado en la página web en el que se les pedirá los datos y el correo electrónico para poder avisarles cuando se programe alguna acción.

RECIBO DEL AGUA PARA AFECTADOS

El Ayuntamiento ofrecerá a los vecinos afectados por el fuego la exención del pago del 100 por cien del consumo de agua en el presente bimestre o asesoramiento específico para tramitar con los seguros.

Chulvi ha reiterado que se mantiene a la espera de la convocatoria de una reunión extraordinaria de la junta rectora del Parque Natural para analizar lo ocurrido y para abordar cómo se va a afrontar “la dramática situación en que ha quedado” el Montgó. Para el alcalde, que el órgano gestor del parque tome las riendas es “vital”, así como también es necesaria una reflexión general en los aspectos en los que el parque natural está fallando.

“Falla estrepitosamente”, según Chulvi, la comunicación con los vecinos de la zona, que actualmente ven a la dirección “casi como un enemigo que solo les pone trabas, rígida en sus directrices y que no pone medios para proteger ni sus propiedades ni el propio patrimonio natural”.

José Chulvi ha anunciado también una partida presupuestaria específica para trabajos de regeneración en la zona y solicitará a la Diputación un plan de empleo forestal financiado al 50 por ciento. El alcalde se ha mostrado confiado en que la Conselleria, como responsable del Parque Natural, “coja el guante y también habilite una partida extraordinaria”.

“Queremos fondos que garanticen la recuperación, mayor protección y vigilancia y también cosas que no cuestan dinero como es una mayor comunicación y colaboración”, ha dicho Chulvi, que ha añadido que espera que la Conselleria “asuma sus responsabilidades y compense la falta de mantenimiento a la que ha sometido a una de las zonas más ricas biológicamente hablando de la Comunitat” tras “dos años de recortes brutales”.