El arreglo escolar sigue adelante pese a Compromís

El PP en las Corts ha rechazado este miércoles la proposición no de ley de Compromís para instar al Consell a retirar la resolución de la Conselleria de Educación de 14 de febrero de 2014, conocida como ‘arreglo escolar’, porque se están “cerrando unidades” y además “se ceba con el valenciano”, según ha defendido el diputado de la coalición Josep Maria Pañella, quien ha acusado al PP de “hundir la escuela pública”.

Pañella, que se ha pronunciado de esta manera en el pleno de las Corts con motivo de la iniciativa presentada por su formación que no ha salido adelante por los 43 votos del PP frente a los 39 de la oposición, que ha sido seguida desde la tribuna de invitados por padres que “llevan más de 15 días encerrados” en un centro en Ontinyent y también del Ciutat de Cremona de Alaquàs, en la provincia de Valencia.

La parlamentaria ‘popular’ María José Barrieras ha reconocido que el arreglo “puede que no sea al cien por cien perfecto para todos los municipios, pero sólo hay un siete por ciento de los municipios que han presentado alegaciones que no están solventados”, ha valorado.

Por otro lado, Pañella ha lamentado que con el arreglo escolar la Conselleria está suprimiendo plazas educativas públicas. Frente a estos datos, la ‘popular’ Barrieras ha señalado que Educación ha creado este año 344 unidades educativas, mientras que se han suprimido 223, por lo que este año, la educación pública se contará con 121 unidades más este año.

 

Educación “elitista”

Además, ha explicado que el arreglo “se aprueba todos los años” y es un “documento negociado para atender las necesidades específicas de cada municipio” que “continuará adaptando las unidades a la población escolar tras el proceso de admisión”, aunque “todo dependerá del número de niños de tres años que tengan que acceder al centro”, ha agregado.

Otro de los puntos señalado por Pañella es que esta resolución de la Conselleria “se ceba con las líneas en valenciano” porque “están cerrando principalmente líneas en valenciano”. Asimismo, ha atacado la decisión de aplicar el distrito único porque le da a la educación un viso “elitista” en el que sólo los padres con recursos “podrán pagar” la elección de centro para sus hijos.

En su intervención, la portavoz de EUPV, Marga Sanz, ha afirmado que el arreglo escolar “mete al sistema educativo valenciano en un pozo sin fondo porque después de incrementar la ratio en las aulas y el distrito único, con este tipo de medidas el sistema público dejará de ser la espina dorsal de la educación valenciana”. “Este arreglo lo que hace es vaciar la escuela pública” y “promover que el valenciano no sea la línea vehicular del sistema”.