Ayuntamiento inyecta 14 millones para inserción social

La Comisión de Progreso Humano aprobó este martes el II Plan de Servicios Sociales para la Inclusión Social 2014-2017, que dispone de un presupuesto de más de 14,6 millones de euros, y que será aprobado por el Pleno Municipal en la sesión del próximo viernes.

“Se trata de una herramienta específica para luchar contra las consecuencias de la crisis económica, que va dirigido a personas que tradicionalmente han tenido dificultades y necesidades básicas, y a aquellas que nunca se habían visto en dificultades”. La Concejala de Bienestar Social, Ana Albert, ha dado a conocer esta mañana a los medios de comunicación las directrices de este nuevo Plan, que cuenta con el respaldo del 89% de los integrantes del Consell d’Acció Social (entidad consultiva que cuenta con representación de las entidades y agentes sociales que trabajan en el campo de la atención social en la ciudad).

El documento se basa en una serie de seis principios que fundamentan las actuaciones: participación, integralidad de las actuaciones, coordinación, calidad, integración social y cohesión social. De manera previa a la redacción y aprobación del Plan, la Concejalía de Servicios Sociales realizó un diagnóstico previo de la situación y un pronóstico de la evolución de cara a los próximos años. Dicho estudio tuvo como base la Encuesta realizada dentro del Proyecto I+D+i de la Universitat de València, y las Jornadas dirigidas por el Catedrático de Sociología Ramón Llopis entre septiembre y octubre de 2013, así como las consultas a los propios profesionales de los Centros Municipales de Servicios Sociales.

Un total de 136 personas de 116 entidades sociales participaron en las citadas sesiones de la Universitat, llamadas Jornadas de Validación, desarrolladas en seis áreas: Mayores, Discapacidad, Mujeres, Familia y Menores, Inmigración y Exclusión Social. Como conclusión de dichas Jornadas se realizaron 259 propuestas para sumar al Plan, de las que 108 han quedado ya recogidas en el texto inicial  (el resto ya estaban incluidas en alguna de las acciones previstas).

A ello, se sumaron las alegaciones planteadas por algunos de los grupos integrantes del Consell d’Acció Social, un 79% de las propuestas planteadas. Finalmente, el Plan salió adelante con el 89% de los votos afirmativos de los integrantes del Consell: 32 de los 36 votos emitidos.

El Plan cuenta con un presupuesto de 14.645.000, y se articula en torno a 5 objetivos (Fomento del acceso al empleo de personas en riesgo o en exclusión social, Promoción del acceso a los recursos sociales, Desarrollo de estrategias preventivas, Respuesta a los colectivos más desfavorecidos, e Implicación de los agentes sociales). Se contemplan 19 medidas y 105 acciones, y cada una de ellas está recogida en una ficha en la que se detalla en qué consiste la medida, quién la va a llevar a cabo, con qué medios, y los indicadores para medir su ejecución. Además, Albert recordó que se realizará por parte del propio Consell, una evaluación y seguimiento del desarrollo del Plan, que tendrá carácter anual.