El CJC, ¿al servicio del Consell?

Vicente Garrido, presidente del Consell Jurídic Consultiu (CJC) ha manifestado este lunes, 19 de enero, que este órgano tiene el objetivo de “colaborar con el gobierno valenciano, los ayuntamientos de la Comunidad y las universidades públicas” y no existe para “dar varapalos ni santificar”.

Ha recordado que el CJC durante sus veinte años de existencia como órgano cosultivo ha emitido más de 15.000 dictámenes con “profesionalidad y rigor”. Además, Garrido ha indicado que “se ha hecho un lugar preferente en el ámbito del derecho de la función consultiva en España”.

Con estas palabras ha calificado Garrido la labor del CJC durante su disertación en una conferencia sobre derecho comunitario con motivo de la presentación del número 59 ‘Europa y sus regiones: balance de un proceso integrador’ de la evista Valenciana d’Estudis Autonòmics. En este acto en el Museo Bellas Artes Pío V ha sido también protagonista el conseller de Gobernación y Justicia, Luis Santamaría.

GARRIDO Y SU DICTAMEN SOBRE LA LEY DE SEÑAS

No obstante, cabe recordar que Vicente Garrido, hace unos días introdujo en el dictamen del CJC sobre la Ley de Señas que ha elaborado el Consell una referencia instando a que la obligación de “respetar, usar y aplicar la normativa oficial del valenciano” se ajuste a la establecida por la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), por tener ésta como primera competencia la de determinar la normativa oficial del valenciano.

Garrido, en su voto concurrente, consideró que la cláusula del proyecto de ley que dice que las instituciones y quienes reciban financiación pública deberán respetar la lengua valenciana, “sin perjuicio de los derechos fundamentales a la libertad de expresión y a la libertad de cátedra”, es una vía “para obviar la normativa oficial del valenciano” al dar a entender que la libertad de expresión y de cátedra podrían habilitar para usar “una normativa diferente a la establecida por la AVL en el ejercicio de sus competencias”.

En ese momento el Consell Jurídic Consultiu afirmó también en su dictamen que el proyecto de ley “adolece de un marcado carácter programático” y que los objetivos que se persiguen con esa norma “ya se encuentran al alcance de los poderes públicos sin necesidad de una nueva norma con rango legal en el ordenamiento”. El CJC también afirma en este texto que se debió consultar previamente al Consell Valencià de Cultura.

SANTAMARÍA RECUERDA LA REVISTA DE LAS SEÑAS DE IDENTIDAD

Por su parte, el conseller Santamaría ha recordado en este acto que la Revista Valenciana d’Estudis Autonòmics “cuenta con una trayectoria de 30 años al servicio de la promoción y defensa de la cultura”. Al respecto, ha destacado la “importante labor” que realiza esta publicación “en la defensa de nuestra identidad cultural y como pueblo” y, sobre este asunto, ha recordado que el número 58 de la revista se dedicó a los símbolos, las señas de identidad y las instituciónes de la Comunidad.