El Clot se convierte en rastro

Son diversas las iniciativas que se han llevado a cabo en este solar a los pies de antiguos bloques de viviendas del antiguo barrio de pescadores. Los vecinos del Clot han tomado la delantera, escobas en mano, para elimimar basuras y escombros abandonados y algunas asociaciones vecinales y sociales han tomado parte para convertir el lugar en zona de recreo y esparcimiento. 

Recientemente tuvo lugar una colecta a partir de un almuerzo popular para comenzar a recaudar fondos para rehabilitar inmuebles y mejorar las condiciones del vecindario, tanto en viviendas como en el plano educativo, higiénico y sanitario. 

Y lo que comenzó como una colecta solidaria a cambio de un almuerzo, se ha consolidado como un rastro que se va a desarrollar a partir de ahora cada sábado, de 8 a 14 horas. Así lo han definido los residentes de la zona con el objetivo de lograr convertirse en un punto de referencia para la venta de objetos antiguos y olvidados con un fin benéfico. 

Algunos vecinos explican que el paro ha aumentado entre el vecindario y que la posibilidad de contar con un puesto ambulante que recale en el solar cada semana es una oportunidad “para comer”. Así, encontramos productos de todo tipo: fruta, música, dibujos, libros, estampas, medallas, ropa, complementos… Y animan a otros comerciantes y vecinos a participar de la iniciativa y aprovehar el espacio.

El del Clot es uno de los 50 solares que el Ayuntamiento tiene contabilizados en el barrio del Cabanyal. 20 están asfaltados (5.601 metros cuadrados de superficie) y otros 28, todavía no (54.737 metros cuadrados en total). 

El Clot se convierte en rastro

http://www.youtube.com/watch?v=BJPQdVd0kqM

 

 

Son diversas las iniciativas que se han llevado a cabo en este solar a los pies de antiguos bloques de viviendas del antiguo barrio de pescadores. Los vecinos del Clot han tomado la delantera, escobas en mano, para elimimar basuras y escombros abandonados y algunas asociaciones vecinales y sociales han tomado parte para convertir el lugar en zona de recreo y esparcimiento. 

Recientemente tuvo lugar una colecta a partir de un almuerzo popular para comenzar a recaudar fondos para rehabilitar inmuebles y mejorar las condiciones del vecindario, tanto en viviendas como en el plano educativo, higiénico y sanitario. 

Y lo que comenzó como una colecta solidaria a cambio de un almuerzo, se ha consolidado como un rastro que se va a desarrollar a partir de ahora cada sábado, de 8 a 14 horas. Así lo han definido los residentes de la zona con el objetivo de lograr convertirse en un punto de referencia para la venta de objetos antiguos y olvidados con un fin benéfico. 

Algunos vecinos explican que el paro ha aumentado entre el vecindario y que la posibilidad de contar con un puesto ambulante que recale en el solar cada semana es una oportunidad “para comer”. Así, encontramos productos de todo tipo: fruta, música, dibujos, libros, estampas, medallas, ropa, complementos… Y animan a otros comerciantes y vecinos a participar de la iniciativa y aprovehar el espacio.

El del Clot es uno de los 50 solares que el Ayuntamiento tiene contabilizados en el barrio del Cabanyal. 20 están asfaltados (5.601 metros cuadrados de superficie) y otros 28, todavía no (54.737 metros cuadrados en total).