El Consell dejará fuera de las becas a los alumnos de las universidades privadas

Rueda de prensa de presentación del nuevo programa de becasRueda de prensa de presentación del nuevo programa de becas

El Consell dejará fuera de las becas a los alumnos de las universidades privadas. Las ayudas del ejecutivo valenciano irán destinadas a las universidades públicas, donde estudia el 84% del alumnado. De esta forma, no podrán optar los alumnos de instituciones privadas a excepción de los de Veterinaria, ya que no existe oferta pública de este título. Así lo anunciaron ayer el conseller de Educación, Vicent Marzà,  el  el secretario autonómico de Educación, Miquel Soler, en el acto de presentación del nuevo programa de becas, acompañados por la directora general de Universidad, Investigación y Ciencia, Josefina Bueno.

El propio Miquel Soler justificó esta decisión en que un alumno de una universidad privada lo es por dos motivos: o porque lo prefiere la familia o porque no ha alcanzado la nota de corte necesaria, de manera que se ha preferido ayudar a aquellos que más lo necesitan. Y asegura que, en los últimos cursos, la universidad pública ha perdido en torno a 7.000 alumnos mientras la privada ha subido 41.

Por su parte, el conseller Marzà remarcó que “el objetivo de esta Conselleria es igualar en oportunidades las personas para estudiar en las universidades valencianas y el programa de becas incide en paliar la repercusión de las tasas universitarias, por eso se invierten 4,8 millones de euros solo a bajar el coste de las tasas para todas aquellas personas que no pueden pagarlas”.

Asimsimo,  Educación ha anunciado que creará a partir del próximo curso 2016-2017 una beca salario de hasta 600 euros mensuales destinada a familias que no pueden afrontar los gastos de los estudios universitarios por razones económicas. El objetivo de la ayuda es “acabar con la brecha social y que nadie se quede sin acceder a la educación superior por falta de recursos”, expuso Marzà en su comparerencia.

Este paquete de ayudas supondrá aumentar la dotación a becas universitarias en un 40 por ciento respecto al curso anterior, hasta llegar a los 23 millones (un incremento de 6,5 millones más). En total, se incluyen ocho modalidades, cuatro de ellas nuevas -becas-salario; formación en idiomas; formación a distancia y no-abandono- y se consolidan y refuerzan otras cuatro ayudas preexistentes. Destaca la beca-salario, dotada con 5 millones de euros y que se calcula que pueda beneficiar a más de un millar de estudiantes. Una iniciativa pionera a la que se podrá optar con un umbral de renta de hasta 18.000 euros para una familia de cuatro miembros y una nota mínima, tanto para acceder a la ayuda como para renovarla, de un 5.

Si el alumno va aprobando los cursos -tendrá que superar en torno a un 90 por ciento de los créditos-mantendrá la beca durante cuatro años, de manera que se podrá formar a una “generación del Botánico”, dijo Marzà en alusión al pacto de gobierno del Consell emanado del ‘Acord del Botànic‘.

Formación de idiomas

Otra de las novedades es una beca de Formación en Idiomas con el objetivo que los alumnos logren un nivel B1 o superior en una lengua extranjera y puedan aumentar su capacidad de inserción laboral. Se trata de una iniciativa que se realizará en colaboración con los centros de idiomas de las universidades públicas valencianas. Los estudiantes obtendrán 300 euros por inscribirse y 300 más en caso de obtener el certificado correspondiente. El importe total es de 1.413.000€ cofinanciados al 50% por el Fondo Social Europeo.

Becas Erasmus

Asimismo, el importe dedicado a las becas Erasmus aumenta un cien por cien hasta doblar la cantidad del curso anterior y pasará a ser de 600.000 euros. También crece la dotación económica según el destino, en algunos casos hasta un 250%. Así, la dotación para el grupo 1 de países pasa a ser de 120 euros a 300 euros, el grupo 2 de 100 euros a 250 euros y el grupo 3 de 80 a 150 euros. La duración de la estancia llegará hasta los nueve meses.

También se crean las Becas de Formación a Distancia, dirigidas a fomentar la conciliación familiar y la promoción laboral. Consisten en la exención de tasas para los beneficiados. Se dedican 100.000 euros a formación universitaria a distancia impartida en colaboración con la UNED de la Comunitat Valenciana.

En la misma línea, surgen las Becas de No-abandono, destinadas a cubrir el importe de la tercera o sucesivas matrículas hasta 18 créditos. El objetivo es compensar el aumento de las tasas a partir de la tercera matrícula y contribuir a que el alumnado con dificultades económicas para acabar sus estudios puedan finalizarlos. La dotación es de 150.000 euros. La modalidad de más dotación presupuestaria es la dedicada a becas complementarias del Ministerio de Educación, con 11.400.000 euros. Se exige ser becario del ministerio y la cantidad viene a compensar la subida de tasas de los últimos años hasta conseguir la exención total en primera matrícula, tanto para grado como para máster.

En cuanto a las becas de estudios universitarios, tienen consignado un importe de 3.000.000 euros. Como novedad, se rebaja a 5 la nota mínima y también se flexibiliza el criterio de renta que pasa a ser un 12% más amplio que lo del Ministerio de Educación. Subsidiariamente se incorpora la exención de tasas para segunda matrícula, esto es, que si sobran fondo del presupuesto asignado, estos se dedicarán a cubrir la segunda matriculación. Y respecto a las Becas de Excelencia Académica, pasan de un presupuesto de 650.000 euros a 1.000.000 euros, que servirá para que el mejor expediente de cada promoción y de los centros del Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas, puedan mejorar su formación. La ayuda máxima será de 3.000 euros y por primera vez se abre la posibilidad que la ayuda cubra la formación en centros privados e internacionales.

Igualdad de género, como nuevo criterio

Otra novedad que incorpora el plan de ayudas es que se establece por primera vez el criterio de la igualdad de género, es decir, en caso de empate en la nota y en carreras fuertemente feminizadas o masculinizadas se otorgará la ayuda al alumno del género menos representado en la titulación solicitada. Son los casos de grados como los de Educación Infantil – con un 90% de mujeres- o, en el extremo contrario, de las ingenierías, con una abrumadora mayoría de chicos.