El Consell no descarta ahora otro parque Ferrari en Valencia

A pesar del varapalo recibido ayer, el Consell no cierra la puerta a que Ferrari siga adelante con el proyecto de parque temático en Valencia. Y es que, en opinión del portavoz del Ejecutivo, José Ciscar, lo que se va a hacer en Port Aventura no es lo mismo que lo que se había proyectado junto al circuito Ricardo Tormo de Cheste.

Es decir, según explicó Ciscar, el parque de Port Aventura es más de atracciones, mientras que el de Valencia pretendía ser un gran circuito en el que se celebraran campeonatos del mundo. Además, afirmó que la Generalitat no había recibido todavía confirmación oficial por parte de Ferrari del proyecto de Tarragona ni de que éste supusiera descartar el de Valencia.

Así que, por si la escudería se lo piensa mejor, el Gobierno valenciano reiteró este viernes sus condiciones para la puesta en marcha del parque temático. Estas son que la Generalitat no tuviera que aportar ni un euro a la inversión estimada (casi 1.000 millones de euros) y que, además, la empresa pagara por la cesión del espacio del circuito de Cheste y de los terrenos que hay alrededor, y que son propiedad del Ejecutivo autonómico.

Pero Ciscar, en uno de sus malabares dialécticos, reconoció que el Consell dio por hecho que Ferrari había descartado el proyecto de Valencia, ya que ha transcurrido más de un año sin que haya habido una concreción sobre dichas condiciones. El vicepresidente del Ejecutivo aseguró que la escudería estaba dispuesta a pagar por los terrenos, “aunque tal vez el precio no le gustó“.

Se haga o no finalmente el parque Ferrari en Valencia, parece que al Gobierno autonómico no le quita el sueño. El proyecto, uno de los últimos del ex presidente Francisco Camps, no ha recibido la misma ilusión por parte del Ejecutivo de Alberto Fabra. El actual jefe del Consell prefiere no continuar esa línea de grandes eventos y mayores despilfarros que, en un momento de crisis como el actual, la mayor parte de la ciudadanía no entendería.