El exdirector de Ràdio 9 dice que recibía órdenes y que los presupuestos los aprobaba la Generalitat

El exdirectivo de Radio Televisión Valenciana y exdirector de Ràdio 9, Lluís Motes, ha defendido ante el juez que durante su etapa en la sociedad se preocupaba por conseguir una buena programación para aumentar la audiencia y se ha desvinculado de cualquier gasto o de los presupuestos, que venían aprobados por la Generalitat, han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la declaración.

Motes se ha pronunciado así en su declaración como imputado en el juzgado de primera instancia e instrucción número 6 de Paterna (Valencia), donde estaba citado en una causa abierta por presuntas irregularidades en contratos de RTVV.

Lluís Motes ha acudido al juzgado sobre las 09.15 horas y allí le esperaban una treintena de extrabajadores de la radio y la televisión públicas valencianas, que le han recibido al grito “corrupto” y “lladre (ladrón). El exdirector de Ràdio 9 ha denunciado en el juzgado de guardia, después de acabar su declaración, haber recibido una patada y haberse sentido coaccionado.

El exresponsable de Ràdio 9 ha estado prestando declaración durante alrededor de una hora en la que ha estado explicando su función como administrador. En este sentido, ha reconocido haber firmado algunos contratos que están siendo investigados pero ha aclarado que él no se encargaba de los presupuestos, que venían desde la Generalitat, que era la dueña de la empresa.

NINGUNA RESPONSABILIDAD DIRECTA

Así, a lo largo del interrogatorio ha sostenido que recibía órdenes y que el no tenia ninguna responsabilidad directa de los gastos en las contrataciones, sino que se dedicaba a buscar una buena programación para la sociedad.

Al concluir su comparecencia ante el juez, ha salido de los juzgados escoltado por agentes de la Policía Nacional hasta que se ha introducido en un vehículo que le esperaba en la puerta.

Además, sobre las 10.50 horas ha llegado otro de los exdirectivos de RTVV citados como imputados, Luís Redondo, que también ha sido recibidos con gritos de “corrupto” y “sinvergüenza”. Redondo estaba citado a declarar en la misma causa a las 12.00 horas.

REDONDO NIEGA IRREGULARIDADES

Tras Motes, le ha llegado el turno a uno de los exdirectivos de Canal 9, Luis Redondo, quien ha seguido ante el juez la misma línea que su antecesor, y ha negado cualquier tipo de ilegalidad o de irresponsabilidad en su gestión. También ha apuntado a la Generalitat como dueña y responsable de los gastos de la sociedad.

Así mismo, tras su declaración, ha apuntado a algunos periodistas que él es “uno más de los que están fuera”: “Todos han sido compañeros míos, he sido compañero de la casa. Da tristeza que gente que ha trabajado contigo y ha sido buena compañera, ahora acabe aquí –en referencia a los excompañeros que le gritaban ‘lladre’ en la calle–“. “Ellos han sido despedidos como yo”, ha apostillado.

Por su parte, la vicepresidenta del comité de empresa de RTVV, Salut Alcover, ha destacado a las puertas del juzgado, en declaraciones a los medios, que los directores patrimoniales de RTVV “tienen que responder ante la sociedad valenciana de todo lo malo que han hecho a esta empresa pública y a los trabajadores”.

“Lo que no puede ser –ha agregado– es que paguen el pato los 1.600 trabajadores, a los que les ha costado el puesto de trabajo. Cada uno debe responder por su propia gestión y en RTVV tenemos ya 10 imputados, es decir, el 7 u 8 por ciento de todos los imputados valencianos por causas políticas”.

A su juicio, RTVV “es prácticamente una Generalitat en pequeño. Nos parecemos mucho a la Generalitat: la misma corrupción, la misma gestión, y el mismo descrédito social”. “Lo que queremos –ha agregado– es que se aclaren los términos de la denuncia”, y se ha congratulado de que al menos los imputados tengan “la pena de telediario”.

Foto: Intersindical Valenciana