El Gobierno dejó de ingresar entre 2002-2012 más de 18.000 millones de euros a la Generalitat

Oltra destaca el compromiso de la Generalitat con un nuevo modelo productivo ecológico y sostenibleOltra destaca el compromiso de la Generalitat con un nuevo modelo productivo ecológico y sostenible

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha asegurado que e,”. Entre 2002 y 2012, ha afirmado Oltra, se dejaron de ingresar a las arcas de la Generalitat más de 18.000 millones de euros, el equivalente a un ejercicio presupuestario.

La vicepresidenta ha denunciado que la infrafinanciación autonómica generó a la Generalitat, entre 2002 y 2012, un incremento de deuda de 10.918.000 de euros, con un coste calculado en intereses de 2.531 millones de euros,

Ante estas cifras, Oltra ha advertido que, con el sistema de financiación autonómica actual, la Generalitat “ha ido recibiendo 258 euros menos por habitante y año respecto a la media de las comunidades autónomas de régimen común”, y ha explicado que esto “equivale a un año sin presupuesto a la Conselleria de Igualdad.

Según ha explicado, la infrafinanciación que sufre la Generalitat “es de más de 1.000 millones, una cantidad superior a todo el presupuesto de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, que el 2016 fue de 978 millones de euros”.

Así, ha exigido de forma contundente la “reforma inmediata del sistema de financiación autonómica, el reconocimiento de los déficits acumulados y la ejecución de inversiones en infraestructuras”. En este sentido, ha recordado que “reclamar una financiación justa quiere decir, también, reclamar más derechos sociales”.

Para “rescatar personas en situación de necesidad se tiene que continuar incrementando el presupuesto de la Generalitat destinado a las políticas inclusivas”. A su juicio, esto pasa por “unas prioridades sociales, que ya se ven reflejadas en los presupuestos de este año, y un cambio en el modelo de financiación autonómica, con criterios de equidad y justicia social que acabe con el maltrato y compenso la discriminación histórica que hemos sufrido los valencianos y valencianas”.

“No se trata de dinero, se trata de las personas a las que tenemos que defender desde el gobierno y desde las entidades sociales, codo con codo”, ha afirmado. Al tiempo que ha insistido en que se está hablando de ciudadanos y ciudadanas “que pagan las consecuencias de un sistema de financiación que perjudica injustamente nuestro territorio, donde hay menos recursos”.
En este sentido, ha defendido que las diferencias de ingresos de las comunidades autónomas no se explican por sus diferentes necesidades, sino “por razones históricas y políticas, como la ‘foralitat’ o la valoración inicial de las competencias transferidas, que se han mantenido como statu quo”.

Oltra ha querido poner “cara y alma” a esta carencia de financiación y ha recordado que son “46.000 personas dependientes sin cobrar, sin recibir el dinero que necesitan cada día; más de 17.000 solicitudes sin atender de la renta garantizada, que es el último recurso de las personas que no tienen nada, o el hecho que la promoción de la igualdad vea sus inversiones reducidas a cero”.