El pleno municipal declara Valencia Ciudad Refugio

Manifestación Valencia Ciudad Refugio

El pleno municipal del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado la moción del concejal de Cooperación al Desarrollo y Migración, Roberto Jaramillo, por la que se declara a Valencia Ciudad refugio para que sea una localidad “de protección, igualdad y reconocimiento de derechos, que garantice la vida, la libertad y el bienestar de todas las personas”.

Asimismo, se ha aprobado “instar al Gobierno estatal a asumir las responsabilidades en materia de refugio y asilo, en cumplimiento de la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, firmada por España, de manera que reciba y acoja a las personas que están solicitando refugio, y garantice los derechos”.

La moción ha recibido el respaldo del equipo de Gobierno (Compromís, PSPV-PSOE y València en Comú), puesto que tanto el PP como Ciudadanos habían planteado cada uno sus propias propuestas sobre este asunto.

No obstante, la concejala del PP María Jesús Puchalt ha acusado al Ejecutivo de no haber propiciado una moción única y unánime. La respuesta de Jaramillo, a las acusaciones de Puchalt, ha destacado la imposibilidad de respaldar un texto, el planteado por el Grupo Popular, “donde se dice que el Gobierno del Estado lo está haciendo bien en este tema”.

En un comunicado de València en comú hemos conocido que el concejal de València en Comú ha comparado la situación de quienes huyen de los conflictos bélicos que ha habido y hay en Siria, Ucrania, Irak, Palestina y otros países con los españoles que tuvieron que huir en la Guerra Civil o con el exilio económico de los jóvenes españoles que tienen que emigrar a otros países para poder trabajar. A juicio de Jaramillo, “la gente que busca refugio huye de países donde es imposible vivir y, al llegar a la próspera Europa, solo encuentran una respuesta consistente en la vulneración de sus derechos”. Es por ello por lo que ha pedido en su moción que se declare Valencia “ciudad refugio para que sea una ciudad de protección, igualdad y reconocimiento de derechos, que garantice la vida, la libertad y el bienestar de todas las personas”.

Por otra parte, el pleno también ha acordado promover la participación ciudadana en la manifestación por la erradicación de la pobreza que se celebrará el 17 de octubre en Valencia y el Ayuntamiento colgará durante una semana una pancarta que reafirma su compromiso con la defensa de los derechos de los más desfavorecidos.

EMISIONES DE CO2

Asimismo, Valencia se adherirá el próximo 13 de octubre, en Bruselas, al nuevo Pacto de los Alcaldes que implica un objetivo de reducir en 40% las emisiones de CO2 a la atmósfera antes del año 2030, según se ha acordado por unanimidad en el Pleno celebrado esta mañana.

El Ayuntamiento ya había suscrito anteriormente el Pacto de los Alcaldes de 2008, que planteaba una reducción de las emisiones del 20% con el horizonte del 2020.