El PP inicia el proceso de expulsión de Sonia Castedo

La dirección nacional del Partido Popular ha iniciado este miércoles el procedimiento de expulsión de su formación de Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante. La decisión de prescindir de la primera edil, doblemente imputada por las piezas del PGOU y Rabasa derivadas del ‘caso Brugal’, llega apenas unos días después de que fuera ‘obligada’ por la cúpula de su partido a votar en el pleno del Ayuntamiento en contra de la presencia de imputados en las listas electorales, una medida que le cerraba las puertas de la reelección.

Castedo ha mantenido en las últimas semanas un cruce de declaraciones con varios dirigentes del partido, a los que acusó de “no querer saber” su futuro. Era la respuesta de la alcaldesa a todos los comentarios que llegaban desde el Consell en los que se dejaba claro que la línea roja marcada por el presidente, Alberto Fabra, era inflexible, por lo que Castedo, como imputada, no tendría sitio en las listas.

Todo el proceso,ya deteriorado desde hace meses, se ha acelerado esta semana. Luis Pastor, presidenta de la Diputación, e Isabel Bonig,  coordinadora general del PP valenciano y consellera de Infraestructuras, también se manifestaron ante la posibilidad de expulsar a Castedo del partido si existían motivos para ello. “Situaciones como la de la alcaldesa de Alicante provocan la desafección de los ciudadanos”, ha llegado a comentar Bonig.

Incluso Fabra llegó a calificar la posible foto de Castedo con el Rey Felipe VI o Mariano Rajoy, durante las jornadas de Empresa Familiar celebradas en Alicante, como “incómodas”. 

La visita este martes a Alicante del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acto al que no acudió Castedo por una “indisposición”, según la versión oficial,  ha sido el detonante que ha acelerado el proceso de expulsión, abierto esta misma mañana en la sede de Génova.

A pesar de la expulsión, desde el PP se han encargado de recordar en los últimos días que el acta de cualquier alcalde o alcaldesa es personal.