El PPCV ofrece un pacto a Ximo Puig para gobernar “libre de ataduras”

Isabel Bonig denuncia que el bipartito rechaza comparecer en Les CortsIsabel Bonig denuncia que el bipartito rechaza comparecer en Les Corts

La presidenta del PPCV y portavoz en las Corts, Isabel Bonig, ha ofrecido el apoyo del grupo parlamentario popular al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para que pueda gobernar “libre de ataduras”, ya que considera que no debe abordar “los retos tan importantes” que tiene la Comunitat “desde la radicalidad que están exigiéndole sus socios de Gobierno”. Puig, por su parte, ha respondido que quiere trabajar y acordar “con todos” y considera que el PPCV quiere “eliminar una parte de la sociedad”.

Así se han pronunciado Bonig y Puig en la sesión de control del pleno de las Corts -que ha comenzado con un minuto de silencio por el último caso de violencia de género- tras la pregunta formulada por la síndica del PPCV sobre cómo afecta a la gobernabilidad de la Comunitat Valenciana la situación política actual.

Isabel Bonig, que ha agotado todo su tiempo en la primera intervención, ha destacado que “este país en los últimos 500 años ha sido capaz de superar las grandes dificultades y los grandes retos y de escribir algunas de las páginas más brillantes de la historia de Europa”. “Hemos sufrido crisis económica y terrorismo, y lo hemos hecho todos juntos, españoles y valencianos”, ha destacado.

Así mismo, ha subrayado que “ahora volvemos a tener retos importantísimos ante nosotros”, y ha añadido: “No creemos que usted deba afrontar estos retos tan cruciales e importantes con las manos atadas”. Por ello, la presidenta del PPCV ha ofrecido al jefe del Consell el “apoyo” del grupo parlamentario “que obtuvo casi un tercio de esta Cámara” para que pueda gobernar “libre de ataduras” ante “los retos importantísimos que van a decidir el futuro de esta tierra y de este país”.

Para Bonig del PPCV, “estar cautivo de los apoyos de otros grupos como Compromís y Podemos no es la mejor forma de hacer frente a los retos de este país” y, así, ha destacado que Puig “tiene que sentirse libre de ataduras”.

“Tome las decisiones que usted considere más adecuadas, pensando única y exclusivamente en el futuro de esta comunidad y en el interés general de los cinco millones de valencianos voten a quien voten y piensen lo que piensen”, ha dicho la representante ‘popular’, quien ha asegurado que en este caso su grupo le apoyará para garantizar “la gobernabilidad y la estabilidad de la Comunitat”.

“Le ofrezco el apoyo de este grupo sin pedirle la Presidencia, la Vicepresidente, Consellerias, Direcciones Generales, ni ningún puesto, solo única y exclusivamente altura de miras”, ha subrayado, y sobre este asunto ha tendido la mano del PPCV y se ha mostrado convencida de que Ciudadanos (C’s) “también aceptará este ofrecimiento” para “pactar el futuro de la Comunitat desde la reflexión serena, la unión y un proyecto de la Comunitat Valenciana dentro del proyecto común que es España”. Bonig, quien ha recordado al que fuera presidente del Gobierno Adolfo Suárez, ha pedido a Puig, a nombre del PPCV que “elija a sus compañeros de viaje, elija la moderación, la responsabilidad, el futuro y la ilusión”.

Por su parte, el jefe del Consell, quien ha agradecido el “tono” de Bonig porque “se pueden decir muchas cosas potentes y vigorosas sin chillar”, ha criticado que el PPCV plante “la segregación de una parte” de la Cámara y busque “eliminar una parte de la sociedad”.

“Después de todo lo que nos han dicho al PSOE históricamente y en los últimos meses, la sorpresa sería mayúscula si yo no supiera que ustedes plantean otra cuestión”, ha dicho. En cualquier caso, ha aceptado el “reto” de “trabajar y acordar todos juntos”.

“¿Cómo se puede hacer una nueva actuación que vulnere en gran parte lo que han pedido los ciudadano?”, ha preguntado el ‘president’, quien ha abogado por “abrir un espacio para el diálogo y para el consenso y hacer grandes reformas”. Sobre este asunto, ha propuesto reformar la Constitución porque “no es una cuestión inamovible” y también “buscar fórmulas para que este país tenga fututo”.

Durante su intervención, Puig ha denunciado que “este país se llevó prácticamente al precipicio en la cuestión territorial”, pero ha subrayado que su Ejecutivo es “constitucional, estatutario, defiende el interés general de los ciudad y, sobre todo, es un Gobierno que defiende a las personas”.

“Este Gobierno ha empezado asumiendo su responsabilidad, acabando con el copago farmacéutico y a centros de días, dando libros de texto gratuitos a los niños y con una política de transparencia. Esto es reivindicar la democracia”, ha dicho el jefe del Consell, quien ha destacado que “en todos aquello que podamos acordar, podemos acordar entre todos”, pero ha pedido “no volver a una política de confrontación”, porque se ha definido como “un socialdemócrata moderado”.

Ximo Puig también se ha referido a la situación de España tras las elecciones generales del 20 de diciembre en las que “los ciudadanos han decidido que haya diálogo y que hay que cambiar la manera de hacer política”. En esta línea, ha dicho que no hay mayorías absolutas porque lo que “hay que decidir entre todos”.

A su juicio, “se abre un nuevo tiempo muy interesante” y ha pedido “gran tranquilidad” porque “ahora se abre un tiempo de diálogo” y “la democracia siempre tiene soluciones”. “Lo que yo sí quiero que el nuevo Gobierno de España, sea el que sea, atienden las necesidades más urgentes de las personas y atienda como se merece a la Comunitat Valenciana”.