El PSPV dice que el PP “compró” el silencio de los alcaldes afectados por los seísmos del Castor

La diputada autonómica del PSPV y alcaldesa de Sant Mateu, Ana Besalduch, ha recordado que el conseller de Industria, Máximo Buch, “compró el silencio de los alcaldes del PP con 200.000 euros, que irían destinados a una campaña turística para las poblaciones de la costa del norte de la provincia de Castellón afectadas por los seísmos motivados por el almacén de gas de Castor, según anunció el responsable autonómico hace un mes en su visita a Vinaròs”.

“Un plan turístico del que han sido excluidos otros ayuntamientos de la provincia de Castellón también afectados por los seísmos”, ha subrayado Besalduch.

Besalduch ha destacado que la autorización de Castor se produjo mediante el decreto 2056/1996, de 6 de septiembre, con el gobierno de Aznar. “Por esta norma se otorgó el permiso de investigación de hidrocarburos denominado ‘Castor’, frente a las costas de las provincias de Castellón y Tarragona, a la sociedad ‘España Canada Resources, Inc’, con sede en España”, ha indicado.

Asimismo, la diputada ha resaltado que el exconseller de Infraestructuras, Mario Flores “inauguró el muelle de carga para el proyecto Castor”. Del mismo modo, ha hecho hincapié en que la licencia de actividad de la planta la dio el actual alcalde de Vinaròs, Juan Juan, en 2013.

De esta manera, ha valorado la ausencia de los alcaldes del PP de Vinaròs y Peñíscola a la reunión a la que sí acudió el alcalde, también del PP, de Benicarló. “Estos municipios castellonense junto a dos municipios de Tarragona conforman una plataforma impulsada por el PP que deja fuera a muchos municipios de la comarca de Els Ports-Maestrat también afectados por este problema”, ha explicado.

Por ello, ante la ausencia de los alcaldes de Vinaròs y Peñíscola, ha dicho que “no quieren salir en la foto por si les quitan los 200.000 euros de una campaña de publicidad para paliar los efectos negativos del Castor”.

La alcaldesa de Sant Mateu ha asegurado que “el problema es que tenemos unos malos gobernantes tanto en el país como en la Comunitat porque son incapaces de buscar una solución a este problema que se planteó a finales del 2013”. En este sentido, ha denunciado que “en Madrid el ministro Soria no escucha a los representantes políticos de nuestra comunidad mientras aquí Fabra compra el silencio de los alcaldes del PP y excluye a los municipios también afectados en Els Ports-Maestrat”.

Para la diputada, “con el Castor ha surgido un problema que se tiene que solucionar por quien tiene la responsabilidad de gobierno”, quien ha añadido que “si no saben hacerlo, que no se escondan detrás de la gente, que no hagan demagogia, que se vayan a su casa y convoquen elecciones, que un nuevo gobierno lo solucionará”.