El PSPV propone un régimen sancionador a los concejales

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Castellón ha propuesto establecer un régimen sancionador en el Código del Buen Gobierno que deben “acatar” los concejales. La iniciativa ha sido debatida este lunes en el transcurso de la Comisión de Transparencia, aunque el equipo de gobierno ha preferido dejar la aprobación “en el aire, hasta una futura reunión del organismo”, según han indicado los socialistas en un comunicado.

La iniciativa socialista incluye la posibilidad de establecer un catálogo de infracciones al Código del Buen Gobierno, así como las eventuales sanciones, “que serían proporcionales a la vulneración de la norma, según los criterios establecidos en la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas”. “En toda normativa debe existir un régimen sancionador que disuada a los posibles infractores”, ha explicado a la portavoz del grupo municipal socialista de Castellón, Amparo Marco.

Según Marco, los socialistas confían en que el equipo de gobierno y los grupos municipales alcancen un acuerdo “consensuado y unánime” sobre el Código del Buen Gobierno, “porque los ciudadanos nos están reclamando a diario más transparencia y más ejemplaridad”.

La Comisión de Buen Gobierno planteada por el PSPV estaría integrada por un profesor de Ética designado por la Universitat Jaume I, quien ejercería de presidente; un representante del Consejo Social dela Ciudad; otro del Consejo de Participación Ciudadana; un ciudadano elegido por unanimidad de los grupos políticos y un vecino elegido por sorteo.

Entre las funciones de la comisión estaría la de adoptar recomendaciones a los grupos políticos municipales para el mejor cumplimiento de las obligaciones contenidas en el Código del Buen Gobierno y en el ordenamiento jurídico, así como asesorar, vigilar, informar y hacer seguimiento y control del cumplimiento de la normativa municipal.