El tripartito echa a andar con una campaña contra el PP

El PSPV, Compromís y EU han puesto en marcha su primera iniciativa conjunta: sacar tarjeta roja al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. Los tres partidos de la oposición parlamentaria se han unido a la convocatoria, lanzada por una veintena de entidades cívicas y sindicatos, de una manifestación el próximo 7 de marzo en la que se pedirán elecciones anticipadas en la Comunidad Valenciana.

La movilización, que parte de una propuesta de acción conjunta lanzada por la entidad Valencians pel Canvi, se presentó este jueves con la asistencia de representantes de los organismos que se adhieren. Entre ellos estaban los diputados socialistas en la Diputación de Valencia José Manuel Orengo y Concha Andrés (cuya tardanza obligó a repetir la foto de familia), el parlamentario autonómico de Compromís Fran Ferri o el concejal de EU en el Ayuntamiento de Valencia Amadeu Sanchis.

Las entidades convocantes, entre las que también se encuentran la mayoría de los sindicatos valencianos, justifican la iniciativa en el “aumento devastador del paro, la atonía económica, el cierre de empresas, desindustrialización, abandono del campo, deriva autoritaria de unos gobernantes que no escuchan ni dialogan, actitudes irresponsables que ponen en peligro las instituciones autonómicas, la privatización de los servicios públicos, la venta a precio de saldo del patrimonio valenciano, la destrucción de Radiotelevisió Valenciana, o el abandono de políticas de igualdad entre hombres y mujeres”.

La iniciativa conjunta evoca otras uniones en las que los mismos protagonistas reclamaban un cambio de rumbo en la Comunidad Valenciana coincidiendo con las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y 2011. Y, a la vista de los resultados, los convocantes no ofrecieron una alternativa que consiguiera el cambio que esperaban.

Convocada bajo la etiqueta #rojaafabra, la protesta se celebrará simultáneamente en Valencia y Castellón.