El tripartito y ACPV quieren bloquear los fondos europeos para la Comunitat

Los partidos de la oposición en Les Corts (PSPV, Compromís y EU) arroparon ayer a Acció Cultural del País Valencià en la presentación de la campaña de protesta por el cierre de las emisiones de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació en Valencia. El futurible ‘tripartito’ escenificó su apoyo a acciones como, por ejemplo, estudiar si España y la Comunitat Valenciana reciben fondos europeos ligados a la promoción y defensa de los derechos lingüísticos, y en su caso, bloquearlos.

Ante esta puesta en escena, el PP acusó a los partidos de la oposición de alinearse “del lado del catalanismo y en contra de nuestra lengua, el valenciano”. El portavoz popular en Les Corts, Jorge Bellver, afirmó que el acto de hoy es la primera imagen del tripartito PSPV-Compromís-EU, una alianza que “menosprecia la lengua propia”.

De hecho durante su intervención el fundador de ACPV, Eliseu Climent, afirmó que el presidente de la Generaltiat, Alberto Fabra, y el Gobierno del PP “han agotado su tiempo”, tras lo cual se giró hacia el síndico de Compromís, Enric Morera, al que lanzó un “esperemos”. El líder nacionalista respondió con un gesto de asentimiento.

La iniciativa anunciada por la junta directiva de Acció Cultural es una de las decisiones tomadas una semana después de cerrar las emisiones de las radios catalanas ante la amenaza del Gobierno central con una multa de hasta un millón de euros. Para esta acción buscarán la colaboración del lobby de la Red Europea para la Igualdad Lingüística (ELEN) y de eurodiputados no sólo españoles, sino también de otros países.

La dirección de ACPV aprobó una declaración institucional en la que muestra su sorpresa por el expediente comunicado hace ya 10 días por el Ministerio de Industria. En él, el secretario de Estado de Telecomunicaciones advertía a la entidad cultural de la comisión de sendas infracciones al emitir las señales de Catalunya Ràdio y Catalunya Informació sin tener permiso para ello.

El presidente de ACPV, Joan Francesc Mira, explicó que esa sorpresa se debe a que no hubiera un previo aviso a la notificación del expediente, a la “desproporcionalidad” de las sanciones propuestas (500.000 por cada una de las dos infracciones) y a la “dureza del tono” empleado en el escrito. El fundador de esta asociación, Eliseu Climent, afirmó incluso que la denuncia de la entidad Círculo Cívico Valenciano, que ha motivado el cierre de las emisiones, era “un montaje de los que estamos acostumbrados”.

Por eso los responsables de Acció Cultural anunciaron la convocatoria, esta tarde, de una concentración de protesta frente al Palau de la Generalitat en la que estarán acompañados por una representación de los ex trabajadores de RTVV y de la Unió de Periodistes Valencians. Y el 26 de abril, día en que celebrarán la marcha que conmemora la Batalla de Almansa (25 de abril), harán un llamamiento a todas las entidades y personas que quieran un cambio político en la Comunitat Valenciana.