El TSJCV dará a conocer mañana la sentencia del caso Cooperación

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) notificará este miércoles la sentencia del ‘caso Cooperación’ a los nueve acusados, entre los que se encuentra el exconseller de Solidaridad y Ciudadanía y diputado de los No Adscritos en las Corts, Rafael Blasco. La resolución se hará pública más de dos meses después de concluir el juicio.

El tribunal valenciano ha citado a los acusados este miércoles, entre las 9 y las 14 horas, y no habrá lectura pública de la resolución, que versará sobre presuntas irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la extinta Conselleria a la Fundación Cyes en el año 2008, que recibió 1,6 millones de euros para dos proyectos en Nicaragua, de los que solo llegaron a su destino 43.000 euros, puesto que el resto se destinó a la compra de inmuebles en Valencia y al pago de unos 400.000 euros a una mercantil del considerado presunto cabecilla de la trama, Augusto César Tauroni.

El juicio por esta primera pieza del ‘caso Cooperación’, fruto de dos años y medio de investigación judicial que comenzó en un juzgado ordinario de Valencia, versó sobre posibles irregularidades en la concesión de subvenciones por parte de la extinta Conselleria a la Fundación Cyes en el año 2008, que recibió 1,6 millones de euros para dos proyectos en Nicaragua, de los que solo llegaron a su destino 43.000 euros, puesto que el resto se destinó a la compra de inmuebles en Valencia y al pago de unos 400.000 euros a una mercantil del considerado presunto cabecilla de la trama, Augusto César Tauroni.

En total, en esta causa figuran nueve acusados: Rafael Blasco, Augusto César Tauroni; el que fuera subsecretario de la extinta Conselleria de Solidaridad, Alexandre Catalá; el ex director general, Josep María Felip; el exjefe del servicio de Cooperación, Marc Llinares; el exjefe de gabinete de Blasco, Xavier Llopis; la exsecretaria de Cooperación, Tina Sanjuán; el presidente de la Fundación Cyes, Marcial López; y una trabajadora de esta fundación y pareja de este último, Josefa Cervera Tomás. Todos ellos negaron su participación en ningún fraude.

Fiscalía pide un total de 14 años de cárcel para el exconseller, a quien acusa de un delito continuado de malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias y como inductor del delito de falsificación documental. Así mismo, requiere para Tina Sanjuán 13 años y medio de prisión, 32 de inhabilitación y una multa de 14.400 euros; para Alexandre Català, 13 años, 30 de inhabilitación y 21.600 euros; para Tauroni, 11 años de cárcel, 21 de inhabilitación y el pago de la misma cantidad.

Además, solicita para Josep María Felip un total de 10 años de prisión, 27 de inhabilitación y una multa de 10.800 euros; para el exjefe de servicio Marc Llinares, ocho de prisión y 18 de inhabilitación; para Xavier Llopis, seis de prisión, seis de inhabilitación y una multa de 10.800 euros; y, por último, para Marcial López y su pareja, Josefa Cervera, cuatro años de cárcel, y el pago de una multa –para cada uno– de seis millones de euros.

“CLIENTELISMO POLÍTICO”

El ministerio público mantuvo durante toda la vista que Rafael Blasco hizo “clientelismo político” y utilizó la relación que mantenía con Tauroni, a quien definió como su “amigo”, para “delinquir” en las ayudas concedidas para proyectos de cooperación. El fiscal Vicente Torres aludió a la “complicidad” que había entre ambos para conseguir que la conselleria otorgase a la Fundación Cyes subvenciones pese a no seguir los trámites administrativos ordinarios y tener la oposición de técnicos y funcionarios.

Por su parte, la Abogacía de la Generalitat solicita una pena de 11 años de prisión y 31 de inhabilitación para Rafael Blasco y para Sanjuán, y otras más bajas para el resto de los acusados. Así mismo, José Antonio Penadés, padre del único niño haitiano adoptado en la Comunitat y acusación popular en el caso, reclama 13 años de prisión para el exconseller y Tauroni, y otras penas inferiores para el resto de procesados.

Por otro lado, los abogados de los acusados reclaman la libre absolución para sus representados al entender que no cometieron ninguna irregularidad. En concreto, el abogado de Blasco indicó en la lectura de sus conclusiones que la condena era “insostenible”, y el propio exconseller, en su último turno de palabra, reiteró su inocencia y defendió que “siempre” ha estado al lado de la ley. También criticó que la Generalitat le acusara cuando “siempre” le había “defendido”.

35 SESIONES Y UNOS 40 TESTIGOS

La vista por esta primera pieza del procedimiento –en total hay tres, y las otras dos se están instruyendo– arrancó el 7 de enero, con dos días de cuestiones previas, y se prolongó hasta el día 14 de marzo. En total, se realizaron unas 35 sesiones, algunas de ellas de mañana y tarde, y desfilaron por el tribunal valenciano alrededor de 40 testigos. Otros comparecieron por medio de videoconferencia desde EEUU.

A lo largo de las sesiones no hubo casi público en la Sala, a excepción de algunos periodistas y los padres y el hermano de Tauroni, quienes solían asistir a casi todas las jornadas. En total, se acreditaron representantes de 32 medios de comunicación para cubrir la vista, con más de 150 profesionales entre periodistas, cámaras, productores y fotógrafos.