El vicealcalde Grau asegura que es ‘víctima de una cacería electoral’ y dimite de su cargo

Alfonso Grau, Rita BarberáAlfonso Grau, exvicealcalde del Ayuntamiento de Valencia

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, ha asegurado este lunes que deja el Ayuntamiento, tras decidir la Audiencia de Palma que se sentará en el banquillo de los acusados por el ‘caso Nóos’, “por una acusación política” -en alusión a los concejales del PSPV- y ha considerado que es “víctima de una cacería electoral” a la que asegurado que le han sometido los socialistas. Asimismo, ha defendido que se va del consistorio con “dignidad, transparencia y honradez”. Considerado “mano derecha” de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en el consistorio valenciano, anuncia su dimisión, casi 20 años después de ser concejal por primera vez ya que el 7 de julio de 1995 fue nombrado concejal delegado de Ferias y Fiestas

Grau, que ha comparecido en rueda de prensa acompañado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha afirmado que no es “culpable de nada” porque, según ha dicho, “nada he firmado, nada he contratado con el Instituto Nóos” y ha insistido en que no hay “ni un solo papel firmado por mí”.

Al iniciarse la comaprecencia ambos, que han entrado sonrientes, han hecho referencia al “poder de convocatoria” que han tenido y han bromeado diciendo que ha sido mayor que el logrado por recientes acontecimientos falleros, además de dar las gracias a los medios de comunicación por su “respuesta” a esta cita “del máximo interés”.

“Tengo yo más éxito que el ‘Ninot Indultat'”, ha dicho Grau, algo que ha indicado también la alcaldesa. La primera en tomar la palabra ha sido Barberá, que ha comentado que la rueda de prensa ha sido programada por decisión de Grau tras “manejar los tiempos que ha considerado convenientes”, al tiempo que ha reiterado su respeto y ha resaltado que ha sido “esta misma mañana” cuando “ha decidido hacer pública una decisión que tenía tomada hace algún tiempo”.

A continuación, el hasta hoy edil ha expresado, en primer lugar, su preocupación “por tanta fotografía” dado que, según ha dicho, “en los dos últimos meses no he cambiado tanto” y hay instantáneas suyas “recientes”. Alfonso Grau ha recordado que “hace algún tiempo” se comprometió a dejar el consistorio cuando se abriera juicio oral y ha señalado que ha determinado adoptar esa decisión aunque “eso aún no ha ocurrido”.

Ha explicado que esta misma mañana ha presentado por registro de entrada su renuncia como edil y de los cargos orgánicos que tenía en el PP. “Todos saben que el proceso ha sido paralizado por el juez Castro hasta que la Audiencia resuelva los recursos que hemos presentado. Después se abrirá el plazo de presentación de mi escrito de defensa y seguramente aún quedan muchas acciones legales que aún pueden usarse para defender mi inocencia”, ha planteado.

En este sentido, Grau ha considerado “importante” que los valencianos “sepan que tras varios años de instrucción, pruebas e interrogatorios, ni el juez, ni el fiscal anticorrupción han encontrado un solo delito del que acusarme, ni tan siquiera por cuestiones administrativas”. “Este procedimiento pasará a la historia por la cacería electoral a la que me ha sometido el PSOE con sus ataques desmedidos”, ha opinado.

SUFRIMIENTO

El ya exedil ha manifestado que el “sufrimiento personal generado” en su entorno familiar ha sido “lo más doloroso” y ha indicado que debe de ser “el único españolito que sin tener acusación del juez instructor y del fiscal tenga la posibilidad de tener que sentarse en un banquillo tras la persecución política” de “los concejales del PSOE de Valencia”. “Nunca pude pensar que el ejercicio honesto de la política pudiera llevar a estas actuaciones. Tengo absoluta tranquilidad de conciencia y confianza en la justicia”, ha expuesto, además que decir que se defenderá “para que resplandezca la verdad”.

Alfonso Grau ha afirmado que está “cansado” de ser el “pim, pam, pum de esta historia” y “de lo que esto causa” en su familia y ha aseverado que por ello ha decidido “dejarlo”. “Me voy por una acusación política y con la conciencia tranquila de haber ejercido mi responsabilidad con dignidad, transparencia y honradez”, ha señalado.

Tras ello, ha asegurado que se va “muy agradecido a los vecinos de la ciudad que han confiado en él “durante los últimos veinte años” y ha expuesto que ha sido “un honor” ser “un servidor de todos los valencianos, los que nos votaron y los que no”.

“Me voy con lo que vine, con lo mismo. Con el fruto de mi trabajo honesto a lo largo de toda mi vida. Agradecido a mi partido, a mis compañeros del Ayuntamiento y de forma muy especial a mi alcaldesa por haberme dado la oportunidad de participar en el mayor cambio que Valencia ha tenido en sus últimos cien años”, ha argumentado.

Grau, que ha terminado su intervención hablando en valenciano”, ha agregado que no quiere que su situación “pueda seguir siendo utilizada” en contra del PP y ha resaltado que en su vida pública “nunca” ha conocido “caso de corrupción” en el Ayuntamiento. Ha apuntado que con su dimisión finaliza una etapa de su vida que se convierte en “un nuevo comienzo”.

“PRECIO DE LA GRANDEZA”

Tras él ha tomado de nuevo la palabra Rita Barberá, que ha declarado: “Churchill, que creo que todos compartimos que ha sido uno de los grandes políticos del siglo XX, afirmaba que el precio de la grandeza es la responsabilidad y yo creo que no cabe mejor reflexión ahora para definir esta decisión de Alfonso Grau”.

“Los grandes hombres asumen con responsabilidad, de frente, las grandes dificultades e injusticia y éste es el caso”, ha añadido la alcaldesa, que se ha abrazado con el exedil al terminar su intervención. Asimismo, ha valorado la “durísima decisión” adoptada y ha señalado que demuestra “su sentido de la responsabilidad más allá de todo lo exigible”.

Barberá ha subrayado la “intachable trayectoria política” de Grau, su “más alto sentido del honor y del deber” y lo ha definido como “un señor en toda la extensión de la palabra” y como “el mejor compañero y aliado” en sus años de gobierno.

AL BANQUILLO SIN SU ACTA TRAS SER TESTIGO, IMPUTADO, EXONERADO Y ACUSADO

El vicealcalde del Ayuntamiento de Valencia y presidente del patronato de la Fundación Turismo Valencia Convention Bureau (FTVCV) ha pasado de ser un testigo en el caso Nóos en el año 2012, a alcanzar la figura de imputado dos años después, a ser exonerado, y más tarde reimputado y acusado, a un paso de sentarse en el banquillo por las tres ediciones de los Valencia Summit de los años 2004, 2005 y 2006, por cuya organización el Instituto Nóos, presidido por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, percibió 3,6 millones de euros, a pesar de que para ello únicamente empleó 910.600 euros.

Carlos Mundina sustituirá a Grau

El Pleno del Ayuntamiento ha quedado enterado esta mañana, tal como establece la legislación vigente, de la renuncia de Alfonso Grau a su acta de concejal, una vez presentado el escrito de renuncia ante el Registro de Entrada del Ayuntamiento y el Registro del Pleno. La Corporación inicia ahora los trámites ante la Junta Electoral Central para el próximo nombramiento como edil de Carlos Mundina, siguiente en la lista electoral del Partido Popular.

En sesión extraordinaria y urgente, el Pleno del Ayuntamiento ha sido hoy informado de la renuncia al cargo de concejal presentada por Alfonso Grau Alonso, hasta hoy vicealcalde de la ciudad y portavoz del Grupo Municipal Popular. La renuncia se había hecho efectiva a primera hora de la mañana ante la alcaldesa, y posteriormente el edil ha comparecido ante los medios de comunicación para anunciar esta decisión. Tal como establece el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, la renuncia es causa de que un concejal pierda su condición de tal, “renuncia que debe formularse por escrito ante el Pleno de la Corporación, que debe quedar enterado de ello”.

Así lo ha manifestado al inicio de la sesión el secretario general del Pleno, Pedro García Rabasa, quien ha leído los puntos del orden del día de la convocatoria. El primero de ellos, la ratificación del carácter extraordinario y urgente de dicha convocatoria que, no obstante, sólo ha sido respaldado por el Grupo Popular, mientras que los grupos de Oposición (Socialista, Compromís y Esquerra Unida) han votado en contra. Todos ellos han manifestado su “contrariedad con la forma en que se ha convocado la sesión plenaria, dado que –han argumentado- ya sabían que el señor Grau estaba procesado, y éstas no son formas de convocar una sesión del Ayuntamiento Pleno de tal importancia, y tan rápidamente”.